Archivo | febrero, 2011

A bailar

26 Feb

Hoy  sábado, 26 de febrero, Jérica se va a llenar de melodías tradicionales aragonesas, y no sólo eso. Se celebra el “I Encuentro de Escuelas de Canto y Rondallas Aragonesas” al cual han sido invitadas escuelas de Teruel, Castellón y Valencia.

Para todos a quienes les gusta la música de las rondallas y las jotas, a las 16.00 horas los grupos actúan en el salón en los bajos de la casa de cultura. También participan el Grupo de Música Tradicional “Arte Baturro” de Jérica y la Rondalla La Pastorica.

Por fin

22 Feb

Por fin se ha acabado la temporada de caza y ya no se oyen disparos desesperados de cazadores hambrientos de éxito. Aficionados que se acercan demasiado a las casas, disparan donde no deben y a falta de jabalíes, liebres y perdices se matan entre ellos. Por fin entramos en otra época del año, en la época de los recolectores que han reconquistado los campos y prados y van en búsqueda de su particular caza comestible.

Por ejemplo, ajos puerros salvajes que estos días brotan por nuestra finca y por campos abandonados en los alrededores. Basta con equiparse con una buena pica y, con los ojos clavados en el suelo, empieza un paseo muy especial. El objeto del deseo, Allium ampeloprasum, a estas alturas del invierno se distingue muy fácil ya que es de las pocas plantas que ya luce un verde fuerte y primaveral. Mientras el puerro “doméstico” comercializado es totalmente recto, su parentela salvaje termina en un bulbo – bueno, siempre y cuando logramos sacarlo del todo de la tierra.

No tardamos mucho y ya tenemos parte de la cena garantizada. Los ajos puerro salvajes se prestan para una tortilla, una buenísima crema, pero también son exquisitos envueltos en jamón, bañados con nata o preparados como una ensalada ligera. Porque el “espárrago del pobre” no sólo se deja cazar totalmente gratis, sino también carece de calorías. Un “déficit” que compensa con un montón de cualidades sanas como grandes cantidades de vitamina C y E, carotenos, potasio, ácido fólico, calcio, hierro…

O sea, paseando por los prados y campos es fácil convertirse en un “porrophagus” – así bautizaron al emperador Nerón que no podía resistirse a los sabrosos tallos. Pasión que le trajo el sobrenombre de “comilón de puerros”. Bien, podremos soportarlo. Mañana volvemos al campo a “cazar”. Y levantamos la veda. Porque a partir de ahora no nos para nadie. Nos estarán esperando espárragos trigueros, achicorias, blugosas, borraja, collejas, diente de león, lampsana, mostaza… Esto sí que es vivir en el campo y disfrutarlo. ¿Os animáis? Daremos pistas, prometido.

Ruta panorámica

14 Feb

Menudo día escogimos…

Hace poco nos dirigimos a la Sierra Calderona para disfrutar de una de las muchas caminatas que tiene este precioso parque natural cerca de Valencia. Con las montañas aún nevadas, un aire gélido y saltando charcos congelados, no tardamos mucho en notar las mejillas rojizas, la nariz algo entumecida y las orejas crujientes. Pero ya se sabe, andando…  se calienta el cuerpo.

Nada más aparcar el coche en la Masía de Tristán – término municipal de Segorbe – tuvimos que escoger una de las direcciones marcadas por las numerosas señales de GR y PR. Nos decidimos por la ruta del GR-10 en dirección hacia el collado Roig. Una pista fácil de andar -también muy apreciada como ruta de bici mountainbike- que ofrece unas magníficas vistas y un paisaje caracterizado por rocas rojizas, alcornoques, una gran diversidad de arbustos y preciosos pinos rodeno.

Llegando al Valle de la Jara, el paisaje salvaje se entrelaza con los viejos cultivos y las casas de campo aisladas. Rodeamos las Peñas Altas y las Peñas Blancas para dirigirnos al final hacía el Monte Mayor. Todas ellas montañas de entre 800 y 900 metros que obsequian con fantásticas vistas que llegan hasta el mar. Y ya nos habíamos olvidado del frío, disfrutábamos de una caminata que después de unas 3 horas nos acercaba de nuevo a la Masía de Tristán. No antes de echar otro vistazo al poste con las indicaciones sobre los caminos que otro día nos llevarán a Serra, a Olocau, o a Gátova…

1.001 noches

10 Feb

Ya llega el gran momento, o al menos nos lo quieren hacer creer. Miles y millones de personas están dudando entre disfrutar de un día especial, rechazar los indecentes ataques publicitarios y trasladar el día a otra fecha cualquiera o simplemente hacer caso omiso. Se acerca el Día de San Valentín.

Desde Sharíqua no os vamos a proponer ni una cena romántica, ni pétalos de rosas, ni platos afrodisíacos. No, os proponemos una velada a las 1.001 noches, de sabores exóticos, aromas que seducen, melodías suaves, luces envolventes y sensaciones de bienestar. Romántica de por si, ¿afrodisíaca?… puede, memorable, seguro. Una cena de las 1.001 noches – y más – que deberíamos celebrar el día de los enamorados.

Celebrarlo con cartas de amor en vez de tarjetas prefabricadas de San Valentín, con besos en vez de bouquets de flores y, desde luego, con muchas, muchas sorpresas. Como nuestra cena sorpresa en Sharíqua. Los platos seguirán siendo un secreto, sólo deciros que llevarán azafrán, vainilla y jengibre, os seducirán con canela, cardamomo y clavo, olerán a flor de nuez moscada, pimienta de Jamaica, guindilla y curry, no faltarán ni romero, menta, perejil, cilantro ni albahaca… ¿Qué todo eso es afrodisíaco? Pura coincidencia…

¿Queréis saber dónde, cómo y cuándo?

Poneros en contacto con Sharíqua. Os esperamos en www.shariqua.com


Degustando

3 Feb

La suerte es que duran un mes. La mala suerte, que probablemente no habrá ni tiempo ni presupuesto para probarlo todo. La solución: Dejarse algo para el año que viene porque viendo que ya es la XIV edición, las Jornadas gastronómicas del Alto Palancia seguro que tienen un largo futuro.

Este año participan 34 restaurantes desde Bejís a Azuébar pasando por Jérica, Navajas y Segorbe. Ofrecen platos típicos como las ollas de pueblo o un revuelto de güeña, una fondue de sobrasada, saquitos sorpresa o migas de pastora. Siguiendo con cordero de la comarca, terrina de jabalí, matanza de orza o un cochinillo confitado y rematando con buñuelos de calabaza, torrijas o suspiros de monja…

¿Se os ha abierto el apetito? Todos los menús y direcciones los podéis encontrar en www.altopalancia.net