Mermelada de higo blanco

26 Ago

Es como si le faltaran hojas y ramas a nuestra higuera blanca* que este verano no para de producir sus seductores frutos, especialmente aromáticos y dulces. Así que manos al cazo y a hacer mermelada. ¿Qué os parece una de higos blancos, peras y cardamomo? Aquí van los ingredientes:

700 g de higo blanco
300 g de pera
600 g de azúcar
1 poco de zumo de limón
unas cuantas semillas de cardamomo, anteriormente tostadas y machacadas (ojo!! el cardamomo es muy aromático, así que no os paséis!)

Para la elaboración pelar los higos, y – según el tamaño – cortar por la mitad o cuartearlos. Pelar las peras y cortarlas muy finas. Poner todo en un cazo, añadir el azúcar y el zumo de limón y poner a hervir. No dejéis de mover ya que se quema fácilmente. Después de unos 15 minutos podéis hacer la primera prueba para ver si ya empieza a espesar: Dejar caer unas gotitas de la mermelada en un plato recién sacado del congelador y si no “corre”, la mermelada ya está lista.

Añadir el cardamomo y meter en botes bien esterilizados.

*PD: Con el higo blanco tuvimos una de nuestras primeras iluminaciones agrícolas. Confesémoslo. Cuando nos metimos en el mundo de la huerta, el primer año no nos explicábamos cómo dos higueras separadas por menos de 5 metros podían ser tan distintas: Mientras una ya estaba en plena producción, los frutos de la otra casi no cambiaban de aspecto. Es más, se esforzaban en no ponerse morados y preferían podrirse  antes de madurar. Pues bien, internet y un libro de botánica nos revelaban el secreto:  No sólo existen higos morados sino también blancos, no sólo los hay a finales de verano, sino en caso de tener una “brevera” hay hasta dos cosechas – primero en primavera las brevas, más tarde los higos – y lo peor…  que habíamos perdido nuestra primera cosecha de higos blancos, aún más aromáticos que sus parientes morados. Cosas de campo.

A %d blogueros les gusta esto: