Vau de Mau, Wranja y Wudoni

7 Oct

Llevan nombres tan exóticos como Vau de Mau, Gigante de Wranja, Wudoni, Radonia y Cydopom. En primavera son de los primeros que lucen sus flores con pétalos finos en rosa y blanco para, meses más tarde, llamar  la atención con un intenso color amarillo dorado en mitad del campo ya otoñal. Acercándote desprenden una encantadora fragancia y acarician con una piel suave y velluda. Son membrillos – y engañan. Cualquier/a diría que estos frutos tan apetitosos – y símbolo del amor, de la fecundidad, la belleza y la inmortalidad – en su interior esconden una carne áspera, ácida, dura, vamos, simplemente incomestible.

Por suerte hay un remedio al alcance de todos. Después de todo un verano al sol, el membrillo tan sólo quiere un poco más de calor y se convierte en un delicioso manjar: Cocido, al horno, estofado, frito… Convertido en el famoso dulce de membrillo, en mermelada, jalea e incluso como acompañante de carnes o en perfecta combinación con patatas y sopas.

Así que vale la pena perderse estos días por el campo en búsqueda de esta bola dorada igualmente perdida y olvidada. Antes de rastrear campos abandonados, nosotros hemos empezado con los arbustos de nuestra finca y ya tenemos toda una cesta de cosecha. ¡Y eso que acaba de empezar la temporada membrillera  y no termina hasta finales de noviembre!

Por si os apuntáis, aquí os damos una de las recetas estrella para conservar el membrillo durante meses: dulce de membrillo un poco variado. Sharíqua presenta.

A %d blogueros les gusta esto: