Extraterrestre

6 Nov

Esta fruta gusta o no. Y si no gusta, difícilmente uno se acostumbra a su extrema dulzura, su pulpa gelatinosa y ligeramente astringente, a ese momento cuando la boca se contrae, la lengua no sabe muy bien dónde esconderse y los dientes no saben dónde atacar. Ya te pueden decir que sabe a pera, albaricoque y vainilla, que es deliciosa y además sumamente sana con su provitamina A, C y su potasio… Si el kaki no te gusta, no te gustará jamás.

Sin embargo a lo que nadie puede resistirse es al espectáculo de colores que estos días nos ofrece Diospyros kaki – “Fruto de Zeus” – en el Alto Palancia. Con sus tonalidades desde un fuerte amarillo pasando por anaranjado, un suave rosa hasta un prominente rojo brillante los árboles nos dejan atónitos. Y también la gran variedad sorprende: los hay con hojas aún verdes y frutos coloridos, sin frutos con hojas variopintas, sin hojas pero con frutos… En pocas palabras: No parecen ser de este mundo y convierten cada paseo por los campos de Segorbe, Caudiel, Navajas, Jérica … en una pequeña excursión al paraíso.

Un paseo del cual nos hemos traído un pariente del kaki: El Kaki Persimon, una variedad no astringente y nada gomosa “tipo manzana” hecha para los escépticos. Con ella dentro de unos días prepararemos un “Chutney de Kaki y Ciruelas”. Lo tendréis en “sharíqua presenta”.

A %d blogueros les gusta esto: