Olvido ecológico

7 Mar

La agricultura tradicional cada vez más estrangulada, los cultivos abandonados, hortalizas y frutos autóctonos desaparecidos. El panorama no pinta nada bien. ¿Olvidarse de los campos frutales puede, a pesar de todo, tener un lado bueno? Pues sí. Al menos uno y desde el punto de vista ecológico. Con lo difícil que es conseguir cítricos sin tratamientos, el otro día nos regalaron un buen capazo de limones sin química alguna. Cien por cien ecológicos, procedentes de un campo que hace muchísimos años cayó en el olvido …

Gracias a que los árboles por lo visto no piensan rendirse, hemos podido hacer una mermelada de limón cuyo sabor mediterráneo, aroma a verano y días felices es espectacular. A ver si os gusta.

Ingredientes:
1 kg de limones ecológicos
1 kg de azúcar
1 vasito de Grappa
un puñadito de hojas de albahaca

Primero tenéis que lavar bien los limones bajo agua caliente, cepillándolos suavemente. Luego se quitan los dos extremos y se corta en rodajas muy muy finas. Apenas cubierto de agua se deja reposar un día entero.

Al día siguiente se pone a hervir a fuego suave durante unos 30 minutos. Luego añadís el azúcar y, sin dejar de mover, lo dejáis hervir otros 5 minutos. Al final se pone la albahaca picada y el chorrito de Grappa. Meter la mermelada en botes bien esterilizados, dejar reposar unos 5 minutos boca arriba y luego dejar en un lugar fresco y oscuro al menos una semana antes de probarla. Ya sabemos que es difícil porque sólo por cómo huele toda la cocina, por no decir toda la casa…

A %d blogueros les gusta esto: