Archivo | junio, 2012

Jérica medieval

29 Jun

Un té con pastelitos árabes en la Plaza Germán Monleón, de compras por la Calle Historiador Vayo, un vinito con rosquilletas de la pastelería de Jérica en la taberna de la Plaza Maestro Puchades seguido por unas tapas delante de la iglesia parroquial. Todo eso acompañado por música, baile, juegos… Un año más estamos de Feria Medieval en Jérica, la XVI ya.
Como ya es tradicional se abre esta noche con una cena popular en el Mesón de la Feria y sigue mañana y el domingo en las calles del casco antiguo.
Tenéis toda la programación en www.jerica.es. ¡Os esperamos!

Y para primeras impresiones de ferias anteriores, porqué no echáis un vistazo a nuestro álbum de fotos “Feria Medieval de Jérica” en Facebook.

“La pela del alcornoque”

26 Jun

Es un material igual de escaso como polifacético: Con el corcho se cierran botellas y otros recipientes, sirve como flotador en la pesca, material de cierre y estanqueidad en máquinas o instrumentos de viento, revestimiento de suelo, aislador térmico, plantilla de zapato o tablón de notas. Así que parece un producto bastante cotidiano, sin embargo, cómo crece, cómo se cosecha y cómo se trabaja, para muchos es un gran misterio.

Un misterio que se iluminará el próximo 7 de julio, cuando en la Sierra de Espadán se pueda vivir en directo la “saca de corcho”, ese momento tan especial de pelar los alcornoques y dejarles bastante más fresquitos para el verano. Con hasta cuatro centímetros menos de corcho, después de ese peculiar striptease vegetal los árboles lucen una madera con fascinantes tonalidades rojizas que sólo con los años cambiarán de aspecto e irán oscureciendo.

La “pela del alcornoque” toca tan sólo cada nueve, máximo doce años y siempre en los meses de julio y agosto, cuando es más fácil quitar las planchas de corcho sin dañar al árbol. Aún así es una faena para los más expertos (y ágiles) “corcheros” o “peladores” que, hacha en mano, trepan hasta en varios metros de altura por los árboles. Expertos como los de la empresa familiar colaboradora del evento, “Espadán Corks”, que en su propia página web más que describir su trabajo lanzan un homenaje a la Sierra de Espadán y su característico “Quercus suber“:

“La Sierra de Espadán despierta salpicada de árboles pintados de ocres rojizos, como si algún pintor amante del contraste se hubiera dedicado a la ingente tarea de decorar con un tinte de óxido metálico cada uno de los mejores ejemplares de alcornoque, que surgen sobre las verdes pendientes cubiertas de jaras, brezos, zarzaparrillas, madreselvas,… Pero no son artistas pictóricos los autores de tal asombroso y policrómico paisaje, ésta incomparable estampa es el legado que las gentes de La Sierra de Espadán dejan como patrimonio natural y cultural a todo aquel que sepa percibir las bondades de la compatibilización de los usos tradicionales de los recursos naturales y la simultanea conservación de la naturaleza.”

La “Saca de corcho” es un evento con plazas limitadas y hay que inscribirse. Más información en los teléfonos 964 629 112 o 679 196 294 y vía email: parque_espadan@gva.es.

Espantando demonios

23 Jun

¿Aún no sabéis dónde mojaros los pies para celebrar y disfrutar de una de las noches más mágicas del año? Si para esta Noche de San Juan queréis prescindir del Mediterráneo y vivir experiencias de solsticio sin duda más refrescantes, os recordamos todos esos magníficos lugares del Alto Palancia y del Alto Mijares, donde brota el agua, murmuran los ríos y brillan los pantanos. No hay sitio mejor para espantar a todos los demonios.

Para empezar, ¿qué tal una visita al río Palancia, dando la vuelta por la hoz en Jérica? O, río arriba, disfrutar de la preciosa región del nacimiento del Palancia, con sus pozas, cascadas, su agua cristalina. Montanejos, por su parte, invita con todo un clásico: una cura de salud que según la leyenda incluye belleza y eterna juventud en los baños de la reina, gozando de unas aguas medicinales que brotan del lecho del río a una temperatura constante de 25 grados.

Y qué decís de una noche en uno de los pantanos, en el del Regajo en Jérica o en el de  Puebla de Arenoso con su espectacular ubicación. ¿Más romántico aún? Entonces lo vuestro es el Salto de la Novia en Navajas – más místico imposible.

Pedaleo mudéjar

14 Jun

41 kilómetros de recorrido, unos 1.160 metros de desnivel acumulado, sudor, esfuerzo y desde luego, satisfacción al llegar a la meta: La “I Marcha BTT. Caminos Mudéjares. Jérica” invita para este domingo, 17 de junio, a amantes de la bici y de la naturaleza a ponerse a prueba y celebrarlo con “un almuerzo por todo lo grande”. Así al menos lo promete el organizador, el “Club Ciclista de Jérica” que en apenas un año de existencia ya cuenta con más de 90 socios.

Respecto a la prueba – puntuable para el Campeonato del FCCV – desde el club anuncian “una marcha al más puro estilo racing, con caminos anchos, cuestas infinitas, bajadas de vértigo, parajes y vistas dignas de un documental, y como no, también, con alguna que otra senda para deleite de los más atrevidos”. ¿Te atreves?

Más información en http://marchabtt.clubciclistajerica.es/

O sexo o guerra – un clásico

12 Jun

Cuando alguien crea un clásico caben dos explicaciones. O es un genio o la humanidad de nuevo no ha sabido aprender de su historia y sus errores. Esto último le habrá  favorecido a Aristófanes,  aparte de ser genial y visionario, y a su obra “Lisístrata” – todo un clásico sobre las ansias de guerra y de sexo, de poder y placeres carnales. Una obra que fue estrenada en el año 411 a.C. y desde entonces ha sobrevivido milenios sin perder actualidad –  aunque su tema central – una genial estrategia – quizás haya caído demasiado en el olvido.

Para refrescar la memoria, este viernes, 15 de junio, hay una bonita cita en el “Festival de Teatro Grecolatino” en el Teatro Romano de Sagunto. El grupo de Teatro Clásico de la Universidad de Alicante presentará “Lisístrata”, la historia de una guerra y de un grupo de mujeres en huelga sexual para forzar a sus hombres a dejar las armas. O guerra o sexo – make love not war – los lemas se repiten, suenan convincentes y, sin embargo, no llegan a cuajar.

La representación empezará a las 19.30 horas. Las entradas (5 €) se venden una hora antes de la actuación.

Pasos mágicos

9 Jun

No en vano el paraje del nacimiento del río Palancia es considerado uno de los paisajes mágicos de la Comunidad Valenciana. Un paisaje singular que sorprende con aguas cristalinas, rocas majestuosas y una flora deslumbrante. Pero lo que quizás más sobrecoge al visitante de ese lugar son las potentes huellas que han dejado las aguas que durante siglos han dado forma a las piedras de ese desfiladero, dejándonos  fósiles y formaciones rocosas que parecen recién sacados de un cuento de gnomos y bichos fantásticos.

Es una caminata clásica no sólo dentro del Alto Palancia sino conocida por senderistas de todo el País Valenciano y otras partes de España. Una ruta que suele arrancar en el paraje de los Cloticos – cogiendo agua fresca de la fuente – a pocos kilómetros de Bejís, llevándonos en dirección a El Toro y de vuelta por la Rambla Seca y un trazado del Río Palancia conocido como Barranco del Cascajar.

El primer tramo recorre por una agradable pista forestal, pasando por el pintoresco caserío de El Molinar y subiendo suavemente entre bosques y cipreses en dirección a El Taconar. Se disfruta de impresionantes imágenes de la Peñaescabia, Agualobos y Peñas de Amador.

A la altura de El Taconar y con vistas al altiplano de El Toro y Barracas – ya a mil metros de altura – el paisaje cambia. Caminamos entre enebros, acebos, quejigos, madreselva y sabinas. Y las carrascas sirviendo amablemente como señales de PR con sus musgos en blanco y amarillo.

El descenso a la Rambla Seca y el camino por el interior del Estrecho del Nacimiento son otros momentos fascinantes que nos aguarda esta caminata. Las altas y estrechas paredes de esta garganta hacen empequeñecerse y asombrarse ante la fuerza de la naturaleza y las huellas que ha dejado a lo largo de miles de años. Y no sólo ella. Aunque de origen más contemporáneo, también el excursionista en su afán por trepar por las piedras y rocas ha marcado su camino. Así que se supone que sólo miles de traseros son capaces darle el pulido que nos encontramos en una de las grandes rocas poco antes de salir del desfiladero.

Nos queda el paso por el verde y rico río Resinero y, caminando de nuevo por pistas, media hora más tarde la excursión termina en nuestro punto de partida, cómo no, con un gran trago de la buenísima agua de Bejís directamente desde la fuente.

Del medievo y la muerte

5 Jun

El viaje va al centro de la Edad Media, unos siete siglos hacia atrás y además lo hace de noche: Con las “Visitas guiadas nocturnas ‘Historia de una diócesis'” Segorbe ofrece una nueva forma de conocer sus monumentos medievales religiosos y vivirlos a unas horas y una luz hasta ahora desconocidas. A partir del sábado, 9 de junio, y hasta mediados de agosto cada sábado noche se visitarán el Convento de San Martín (siglo XVII) y la Catedral Basílica (siglo XIII) con su precioso claustro gótico – uno de los pocos de España que presenta planta trapezoidal – que alberga una de las colecciones de pintura gótica más importante de la Comunidad Valenciana. Hay obras de Martín Torner, Juan de Juanes o Vicente Macip y joyas del arte que se quedaron con la exposición La Luz de las Imágenes.

Impresiones muy especiales también se viven con la subida a las terrazas de la catedral, desde donde se ofrece una singular panorámica del casco antiguo de Segorbe y sus laberínticas calles. Igual de inusual y desconocidas para muchos también son las Criptas de la Catedral que se abrieron al público hace tan sólo tres años. Las criptas datan de los siglos XIII y XIV, fueron vaciadas a principios del siglo pasado y hoy sirven como  centro de interpretación sobre la diócesis de Segorbe, las criptas en sí y los rituales en torno a la muerte existentes en la Edad Media.

La visita con una duración aproximada de hora y media empieza a las 22.30 horas. El punto de encuentro es el monumento a la Entrada de Toros y Caballos en la Calle Colón. Hace falta inscripción y reserva previa (Tel. 964 712 045) y ganas de gastarse 10 euros por persona para entender mejor el pasado y disfrutar más de los monumentos que nos rodean.