Una joya de barranco

1 Jun

Lo llaman “la joya de la Sierra de Espadán” y así no sorprende que muchas rutas alrededor del Pico Espadán pasen por el precioso Barranco de Aguas Negras. Un paisaje con un verdor fascinante, con impresionantes formaciones rocosas y una variedad de flora imposible de abarcar.

El punto de salida de la caminata por el barranco es la Fuente de la Calzada en Algimia de Almonacid, un agradable lugar que ya hace pensar en un reconfortante picnic a la sombra de los grandes árboles a la vuelta de la excursión…

Pero antes nos esperan como mínimo unos 8 kilómetros de bonito paseo e incluso más si al final nos decidiésemos subir al Pico Espadán con sus 1.083 metros de altura, pasar por el Barranco Malo, visitar la preciosa Cueva del Estuco, la nevera en el collado…

Nada más entrar en el Barranco de Aguas Negras se escucha el suave murmullo del agua que sin embargo por su camino más que negra brilla con un intenso rojo producido por la roca rojiza que caracteriza toda la sierra.

Pasamos por un sinfín de diferentes árboles y arbustos, por pistachos silvestres, tejos y madroños, cruzamos verdaderos túneles vegetales, nos paramos disfrutando de mil y una flores y grandes arriates de lavanda. Una naturaleza singular, un fascinante espectáculo primaveral.

Pasando entre alcornoques, encinas, pinos rodenos, nogales y cerezos silvestres el camino nos lleva hacia una pista forestal y poco más tarde ya hemos llegado a la famosa Fuente de la Parra. Tiempo para refrescarse y momento para decidir por dónde seguir.

Hoy nosotros nos decantamos por el camino hacia el Collado de la Nevera donde nos espera un imponente ejemplar de ese arte de conservar la nieve que data del siglo XVII. Otro día ya subiremos al pico que ha dado el nombre a esa encantadora sierra y al parque natural más importante de la Comunidad Valenciana.

A %d blogueros les gusta esto: