Espantando demonios

23 Jun

¿Aún no sabéis dónde mojaros los pies para celebrar y disfrutar de una de las noches más mágicas del año? Si para esta Noche de San Juan queréis prescindir del Mediterráneo y vivir experiencias de solsticio sin duda más refrescantes, os recordamos todos esos magníficos lugares del Alto Palancia y del Alto Mijares, donde brota el agua, murmuran los ríos y brillan los pantanos. No hay sitio mejor para espantar a todos los demonios.

Para empezar, ¿qué tal una visita al río Palancia, dando la vuelta por la hoz en Jérica? O, río arriba, disfrutar de la preciosa región del nacimiento del Palancia, con sus pozas, cascadas, su agua cristalina. Montanejos, por su parte, invita con todo un clásico: una cura de salud que según la leyenda incluye belleza y eterna juventud en los baños de la reina, gozando de unas aguas medicinales que brotan del lecho del río a una temperatura constante de 25 grados.

Y qué decís de una noche en uno de los pantanos, en el del Regajo en Jérica o en el de  Puebla de Arenoso con su espectacular ubicación. ¿Más romántico aún? Entonces lo vuestro es el Salto de la Novia en Navajas – más místico imposible.

A %d blogueros les gusta esto: