“La pela del alcornoque”

26 Jun

Es un material igual de escaso como polifacético: Con el corcho se cierran botellas y otros recipientes, sirve como flotador en la pesca, material de cierre y estanqueidad en máquinas o instrumentos de viento, revestimiento de suelo, aislador térmico, plantilla de zapato o tablón de notas. Así que parece un producto bastante cotidiano, sin embargo, cómo crece, cómo se cosecha y cómo se trabaja, para muchos es un gran misterio.

Un misterio que se iluminará el próximo 7 de julio, cuando en la Sierra de Espadán se pueda vivir en directo la “saca de corcho”, ese momento tan especial de pelar los alcornoques y dejarles bastante más fresquitos para el verano. Con hasta cuatro centímetros menos de corcho, después de ese peculiar striptease vegetal los árboles lucen una madera con fascinantes tonalidades rojizas que sólo con los años cambiarán de aspecto e irán oscureciendo.

La “pela del alcornoque” toca tan sólo cada nueve, máximo doce años y siempre en los meses de julio y agosto, cuando es más fácil quitar las planchas de corcho sin dañar al árbol. Aún así es una faena para los más expertos (y ágiles) “corcheros” o “peladores” que, hacha en mano, trepan hasta en varios metros de altura por los árboles. Expertos como los de la empresa familiar colaboradora del evento, “Espadán Corks”, que en su propia página web más que describir su trabajo lanzan un homenaje a la Sierra de Espadán y su característico “Quercus suber“:

“La Sierra de Espadán despierta salpicada de árboles pintados de ocres rojizos, como si algún pintor amante del contraste se hubiera dedicado a la ingente tarea de decorar con un tinte de óxido metálico cada uno de los mejores ejemplares de alcornoque, que surgen sobre las verdes pendientes cubiertas de jaras, brezos, zarzaparrillas, madreselvas,… Pero no son artistas pictóricos los autores de tal asombroso y policrómico paisaje, ésta incomparable estampa es el legado que las gentes de La Sierra de Espadán dejan como patrimonio natural y cultural a todo aquel que sepa percibir las bondades de la compatibilización de los usos tradicionales de los recursos naturales y la simultanea conservación de la naturaleza.”

La “Saca de corcho” es un evento con plazas limitadas y hay que inscribirse. Más información en los teléfonos 964 629 112 o 679 196 294 y vía email: parque_espadan@gva.es.

A %d blogueros les gusta esto: