Archivo | octubre, 2012

Celébralo con nosotros

31 Oct

1.825 días, 20 estaciones, 260 fines de semana, puentes, acueductos, en resumidas cuentas: 5 años – Sharíqua tiene cumpleaños. Un aniversario que merece ser celebrado y sobre todo se merece un pequeño obsequio como agradecimiento a todos vosotros y vosotras que habéis elegido nuestra casa rural para pasar unos días. Habéis venido de – casi – todas partes de España, pero también de Australia, Holanda, Israel, Inglaterra, Noruega, EE.UU., Francia, Canadá, Alemania, Japón, Suiza, Letonia, Austria, Yugoslavia, Suecia, Rusia… Y lo habéis contado a los amigos, habéis dado vuestras opiniones y recomendaciones, habéis vuelto o lo estáis pensando…

Para todos vosotros queremos sortear una noche gratis con alojamiento y cena romántica en Sharíqua. Además sorteamos 5 noches con un descuento del 20 por cien, otras 5 con un 15 por cien y 5 cenas para dos.

¿Qué tenéis que hacer? Simplemente mandarnos un correo electrónico con vuestros datos (nombre, número de teléfono) y un sólo requisito más: una palabra o frase que os viene en mente al recordar vuestra estancia en Sharíqua.

La dirección: info@shariqua.com

Y si al final no ha habido suerte…, durante todo este “año aniversario” a nuestros clientes “reincidentes” les ofrecemos un 10 por cien de descuento en el alojamiento en estancias a partir de 2 noches. Sin sorteo, simplemente por querer volver.

Esperamos que os animéis y que os guste. Nosotros mientras vamos a por los siguientes 5.

Con un gran ¡¡¡Gracias!!! y un abrazo desde Jérica,

Anna y Vicente

Duro de exprimir

19 Oct

Era de esperar. El membrillo no sólo es duro de pelar, tampoco se hace el generoso a la hora de soltar el zumo de sus prietas carnes. Así que advertimos: Hace falta algo de paciencia y una buena trituradora-ralladora para hacer el Licor de Membrillo que os vamos a proponer a continuación.

Mucho más fácil será hacerse con la materia prima – al menos si vives en el campo. Los membrillos tienen ahora temporada alta y ya desde lejos se les divisa con sus grandes frutos, brillantes, coloridos entre verde limón y dorado.

Para nuestro licor necesitaremos 3/4 l. de zumo de membrillo, exprimido en estado crudo. Y claro, ni las más extensas investigaciones “internetianas” revelan cuánto membrillo hará falta para tal cantidad. Más bien parece que los enamorados de ese símbolo del amor, de la felicidad, la belleza y la inmortalidad se emocionan tanto a la hora de la recolecta que describiendo la cosecha sólo salen meras indicaciones como “2 cubos”, “50 membrillos” -¡Aaahh!- u otras barbaridades.

Pues bien, no hay que asustarse. Nosotros con más o menos 2,5 kilos de carne de membrillo logramos sacarle el zumo necesario. Eso sí, hay que currárselo.

Allá vamos: Primero hay que lavar los frutos y pelarlos. Hay que quitarles el corazón (y mira que se resisten) y luego hay que rallarlo todo bastante fino. A continuación hay que añadir unos 100 gramos de azúcar, mezclarlo todo bien y dejar reposar unas 48 horas. La cuestión es moverlo de vez en cuando y no desesperar. Porque aunque parece que no suelta nada, sí que lo hace. Para obtener el zumo meter todo en un trapo (¡bien limpio!) y a apretar!

El resto es pan comido o licor ya casi hecho: Se pone a hervir el zumo con 250 g de azúcar candi hasta que éste se haya fundido. Dejar enfriar y meter en una botella. Añadir 3/4 l de wodka, unas gotas de concentrado de almendra amarga y 20 granos de cilantro.

Hay que dejarlo reposar 8 semanas, filtrarlo y dejar pasar otras 2 ó 3 semanas antes de disfrutar de él.

Reality Zoo

3 Oct

Cuando se juntan 120 años de tradición de mercadeo y cientos de años de sapiencia agrícola, entonces hablamos de la “Feria agrícola, ganadera e industrial de Cedrillas” que se celebra este fin de semana del 5  al 7 de octubre en Teruel, nuestra provincia vecina. Nada más ni nada menos que la centésima vigésima vez que el mundo rural se vende y se autocelebra enseñando todo lo que mueve la vida agrícola. Habrá cabras, burros, caballos y vacas, razas autóctonas y razas raras (o las dos cosas a la vez). Podremos asombrarnos ante la gran variedad de volatería desde palomos y gallinas comunes hasta gallos de mil y un colores.

Vale la pena dar una vuelta por la exposición de herramientas y maquinaria para hacerse una idea de lo duro que puede ser la faena en el campo, lo difícil de manejar un tractor que mide más del doble que uno mismo. Y desde luego no habrá que perderse los puestos con los productos locales y regionales, degustando quesos, aceites, vinos y jamones. Sólo con pensarlo…