Regalo rural

10 Nov

Los apasionados a la búsqueda de espárragos sabemos que es igual de entretenido que arriesgado: Metiendo mano al Asparagus aphyllus con sus largos, leñosos y espinosos tallos es inevitable llevarse más de un rasguño a casa. A no ser que alguien los coja por ti…

Cuando nuestros clientes Amparo y Ángel el otro día emprendieron el camino hasta el pueblo, pasearon por el campo y dieron la “Vuelta de la Hoz” aprovecharon no sólo un día espléndido de otoño sino también la recién salida oleada de espárragos. Una buena cosecha que a la hora de la despedida se convirtió en un bonito regalo rural para Sharíqua. ¡Muchas gracias, de nuevo! Esta noche “caerán” 😉

A %d blogueros les gusta esto: