Una vía, dos destinos

19 Dic

sharíqua

Durante 70 años desde el inicio del siglo XX entre Teruel y Valencia se solía oír un estruendoso traqueteo, seguido de un quejido que a los vecinos les anunciaba el paso de un transporte particular y muy pesado: El tren minero cargado hasta arriba con mineral de hierro se abría camino entre sierras, colinas y valles, superaba viaductos y túneles para llevar su carga desde la zona de Ojos Negros en Teruel hasta Sagunto. Casi 225 kilómetros atravesando llanuras, bosques mediterráneos, los valles de Alfambra y Jiloca, teniendo como telón de fondo a las Sierras de Gúdar y Javalambre, entrando en la región de Valencia a través de la meseta de Barracas y los altos del Ragudo para finalmente atravesar el precioso Valle del Palancia. Resoplando durante casi siete decenios desde la apertura de la mina en el año 1907 hasta la suspensión del tráfico ferroviario en 1972.

sharíqua sharíqua

Los que en aquel entonces doblaban el lomo en las minas de Ojos Negros, sudaban al vapor de la locomotora o se fatigaban al descargar en el puerto de Sagunto difícilmente podían imaginarse que un siglo más tarde la misma vía sharíquaminera iba a ser lugar de divertimiento y disfrute de la naturaleza, una vía de vistas memorables y momentos muy felices.

Cierto, a veces también se suda un poquito, pero la Vía Verde Ojos Negros hoy en día  es conocida, sobre todo, como una de las vías verdes más apetecibles de toda España, como un cómodo paseo en bici por parajes de mucha belleza.

Aun cuando en los años 70 se desmanteló la vieja vía hubo que esperar casi tres decenios más hasta que en 1997 se empezara con la recuperación del antiguo trazado de la vía minera de Ojos Negros como vía verde por la Comarca del Alto Palancia. Hoy la “Ojos Negros” con sus 184 kilómetros de recorrido es la vía verde más sharíqualarga de España y atraviesa el Alto Palancia a lo largo de casi 70 kilómetros. Pasa por diez pueblos (entre ellos Jérica :-)), uniendo Barracas con Torres-Torres, ya en la provincia de Valencia. Lo más llamativo: En todo su trayecto tiene un cómodo desnivel medio del 6,25 %.

La Vía Verde Ojos Negros lleva al ciclista – o caminante – por ocho túneles de entre 120 y 440 metros de longitud, por cinco viaductos de hasta 22 metros de altura y 73 metros de longitud. Además se pasa por 17 puentes,  tres embalses, numerosos miradores y áreas de descanso. Por no hablar de los paisajes desde el altiplano de Barracas a una altura de 960 metros y al pie de la Sierra de Javalambre hasta los intensos verdes del valle del Palancia con sus campos de olivos y almendros, sus ricas huertas, sus imponentes montañas y la singular Sierra de Espadán en el fondo.

Cuando sharíquaal final se llega a Algimia, ya en la provincia de Valencia, se habrá disfrutado de un desnivel de unos 790 metros hasta encontrarse a una altura de tan sólo 174 metros por encima del nivel del mar y a un pequeño paso del Mediterráneo.

Según el momento elegido, se habrá visto la recogida de la oliva, almendros en flor, montañas nevadas, cerezas en todo su esplendor, huertas rebosantes, pantanos brillantes… y mucha gente con una sonrisa de lado a lado, deseando poder revivir esa “experiencia bici” lo más pronto posible. O quizás redescubrir la vía verde a pie y enganchar con un GR en dirección a Delfos (o mejor primero a Montán), o montar a caballo o…

sharíqua

A %d blogueros les gusta esto: