Dando alas

17 Ene

sharíqua

Con o sin bendición “oficial”, no cabe duda que a muchos animales les vendría bien una pizca de suerte y que al país entero le hace falta espantar demonios, malos augurios y, peor aún, personajes nefastos. Así que aprovechemos las fiestas alrededor del día en honor a San Antonio Abad y llenemos de calor estos días y noches fríos de invierno.

Aparte de la tradicional bendición de animales los días 19 ó 20 de enero, aún hay muchos pueblos en el Alto Palancia que cuidan la costumbre de encender las hogueras de San Antón. No sólo ahuyentan espíritus y malos recuerdos, también son sumamente prácticas: Se pueden quemar viejos trastos, dan una bienvenida calurosa al recién estrenado año y además sirven perfectamente como barbacoa callejera, donde “torrar” carnes y embutidos, patatas y calçots.

A ver si sirve para algo y nos da alas…

A %d blogueros les gusta esto: