Archivo | septiembre, 2013

Muffins de Higo

27 Sep

casa rural shariqua

Grandes, brillantes, irresistibles. Estos días los higos parecen pedir nuevas recetas, invitan a probar nuevas mermeladas, pasteles, ensaladas. Nosotros hemos decidido darles una envoltura de pasta y el resultado son unos dulces muffins con un toque de ron. Una receta simple, rápida y – después de un paseo de cosecha por el campo – casi gratis ;-).

casa rural shariquaLos ingredientes: 
225 g harina
2 cucharaditas de levadura
160 g de azúcar moreno
285 ml de bebida fermentada de suero de leche (o como sustituto una mezcla de yogur y leche)
85 g de mantequilla
1 huevo
300 g de higo
unas gotas de aroma de ron

Primero hay que derretir la mantequilla y dejar que se enfríe. Mientras se mezclan la harina, la levadura y el azúcar. Cuando la mantequilla esté fría, mezclarla con la bebida de suero de leche y el huevo. Verterlo sobre la harina y mezclarlo. Añadir los higos cortados en trocitos y unas gotas de aroma de ron. Rellenar los moldes de muffins y dejar unos 25 minutos en el horno precalentado a 180 grados. Antes de servir espolvorear con un azúcar glasé.

Sariqa – Jérica – Sharíqua

25 Sep

jerica_casa rural shariqua

Os invitamos a un viaje en el tiempo que nos lleva a la Jérica musulmana, a Sariqa o Sharíqua y de vuelta a Jérica. Un poco de historia que también se reaviva cada vez que uno de nuestros huéspedes nos pregunta sobre nuestra casa rural: “¿Y el nombre? Por qué Sharíqua?”

Así que retrocedamos a los inicios del siglo IX, al momento de la probable llegada de los árabes a tierras jericanas y el paulatino levantamiento de lo que hoy en día conocemos como los restos del castillo, murallas y estrechas callejuelas, las así llamadas atzucats. Será en el siglo X cuando Jérica ya presuma de un imponente castillo y al igual que otras importantes ciudades como Dénia, Sagunto o Segorbe es uno de los reinos de Taifa perteneciente a la Cora de Valencia, también conocida como Cora de Balansya.

En Jérica empieza la época de poderosas familias como los Banu Yamlul o la tribu medinesa de Hazradj, la época de la introducción de nuevas acequias y de molinos, pero también de palabras “arabismos” que perduran hasta hoy en día como “alcagüetear” (cotillear), “almácera” (almazara), “carchofa” (alcachofa), “baldao” (cansado), “tamboriná” (batacazo) o “quicavero” (almez). Lo más llamativo sin embargo fue la construcción de una gran fortificación conocida como gal`a al-asraf o “Castillo de los Nobles”.

Es en los siglos X y XI cuando se habla de dos grandes distritos musulmanes en la zona: el Suhurb (Segorbe) y Sariqa o Shariqua – denominación que da origen al nombre actual de Jérica. Y no sólo al pueblo. Unos mil años más tarde también servirá como nombre para una casa rural.  Nuestra casa rural.

Y mientras expertos discuten sobre la posible traducción de Sariqa o Shariqua, dudan entre “subida”, “cuesta” o “empresa”, nosotros preferimos quedarnos con una sugerente y poética traducción de un compatriota árabe que nos dijo que dependiendo de ortografía, acentos y pronunciación también podría significar: “Donde nace el sol”. ¿Qué mejor nombre para un lugar que quiere saludar a sus huéspedes con días felices, días de sol?

(Fuentes: “Jérica; Una historia germinada” de Francisco José Guerrero Carot y Josep Lluís Doménech Zornoza; “El Habla de Jérica” de Josep Lluís Doménech Zornoza)

shariqua_casa rural shariqua

Pequeñas preciosidades

22 Sep

Buscan refugio en un capullo, aterrizan sobre una diminuta ramita, descansan a la sombra de un hoja, se ponen las botas de néctar y trabajan en el campo sin parar y sin esperar grandes recompensas. Y sobre todo, nos sorprenden con sus filigranas formas, sus colores y sus habilidades. Son “nuestros bichos”, los insectos – y algún que otro mamífero –  que han elegido nuestra finca para pasárselo bien. ¿Nombres? Ni idea. Y tenemos excusa: Con millones y millones de especies descritas y no descritas uno puede permitirse alguna que otra laguna en el conocimiento.

bichos_casa rural shariqua casa rural shariqua bicho1_ casa rural shariqua casa rural shariqua cas rural shariqua casa rural shariqua bicho14_ casa rural shariqua casa rural shariqua primavera_casa rural shariqua bicho6_ casa rural shariqua bicho_ casa rural shariqua bicho17_ casa rural shariqua

A la vista está que alojamos a saltamontes, grillos y mariposas múltiples, a libélulas, moscas y mosquitos, a cigarras, escarabajos, mariquitas, abejas y avispas…  y un sinfín de hormigas.

Lo que más sorprende: Representando más del 90 por ciento de formas de vida en todo el planeta … que poco se les ve y con que silencio se mueven.

casa rural shariqua casa rural shariqua casa rural shariqua mariquita1_casa rural sharíqua

¿Tomatina? – ¡Ni hablar!

13 Sep

tomate2_casa rural shariqua

Es cierto, con lo bien que saben los primeros tomates recién cogidos de la huerta, inevitablemente llega el día de la sobreproducción. Cuando estas bayas rojas viven su momento culmine, las recetas empiezan a agotarse, el estómago se rebela y el organismo corre peligro de sobredosis vitamínica. Pero de ahí a ¡¡¡armarla al estilo Buñol, echarlos a perder y luego tener que arrepentirse durante todo el invierno!!! Ni hablar. La tomatina “à la Sharíqua” más bien se parece a la Matanza Vegetal que se celebra en la aldea de Calabazares en la Sierra de Huelva. Todo un homenaje al fruto rojo originario de México, toda una fiesta alrededor de los productos de la huerta que al final del día acaban donde tradicionalmente lo han hecho desde siglos: embotellados.

casa rural shariqua

Y exactamente con esta técnica del envasado al vacío estos días también en Sharíqua estamos haciendo acopio. Que no se tiene superproducción o quizás ni siquiera una huerta? Qué más da. Ahora los “poma amoris” están en su mejor momento y encima más baratos que nunca. Así que a comprar, a pelarlos, meterlos en botes bien esterilizados y a sumergir durante una media hora en agua hirviendo. Y ya está: el verano en el bote.

Ah, y metiendo un poquito de albahaca fresca o una hoja de laurel en el bote, ya están aromatizados para que con un sólo chorrito de aceite de oliva (del Alto Palancia ;-)) se conviertan en un verdadero manjar – sobre todo cuando en invierno nos quieren vender bolas rojas, aguadas y sin sabor, por tomates. Vamos, nos ofrecen frutos casi tan sospechosos como los primeros tomates que llegaron a España por allá en el siglo XVI y que con ese rojo vivo y sus formas redondas a los europeos les parecían obra del diablo. Para poco más tarde ser llamados “pomo d’oro” o “manzanas del paraíso”…

casa rural sharíqua

Paseo con Provisiones

9 Sep

jérica3_casa rural shariqua

Ya no es preciso ni madrugar ni esperar hasta que el sol haya desaparecido detrás de los picos de El Toro y la Javalambre. Con el mes de septiembre han vuelto las agradables temperaturas que invitan a dar un paseo desde Sharíqua a Jérica en cualquier momento del día. Y aunque no requiera ningún esfuerzo, es un paseo con recompensa. Paseando por nuestra finca ya se puede empezar a rellenar el bolsillo con moras, uvas, manzanas, peras…

jérica1_casa rural shariqua jérica4_casa rural shariqua jérica2_casa rural shariqua

Las provisiones pueden incluso llegar más lejos de lo propiamente comible durante estos escasos 20 minutos hasta llegar al pueblo: También queda alguna que otra almendra en los árboles que se puede guardar por si el invierno se alarga 😉 Además ya están en marcha los siguientes abastos, más propios del otoño como nueces, membrillos, granadas…

Claro que así aún da más gusto emprender el breve camino hacía Jérica que por si sólo es muy agradable, ofrece preciosas vistas al pueblo, nos lleva por huertas cuidadas unas, abandonadas y salvajes otras y de paso nos presenta a nogales, higueras y cerezos vetustos. Un paseo que estos días además tiene otra irresistible recompensa: En Jérica estamos de fiesta y las próximas dos semanas hay programa todos los días y noches.