Archivo | noviembre, 2013

Cuestión de olfato

26 Nov

casa rural sharíqua

Muy buen olfato van a demostrar todos aquellos que este fin de semana se acerquen a El Toro para visitar una de las ferias más exquisitas del año cuya protagonista es… la trufa. El “funghi” en forma de patata fea no sólo se podrá casa rural sharíquacomprar sino también degustar o disfrutar en los menús especiales de los restaurantes del pueblo.

Aún mejor olfato que los visitantes demostrarán un perro y un jabalí que los dos días de feria a las 13.00 horas buscarán trufas en directo. Todo un espectáculo que año tras año anima a más de uno a comprarse una encina o un roble trufero para asegurarse su propia cosecha. Eso sí, habrá que esperar muchos años hasta que valga la pena olfatear alrededor del árbol. casa rural sharíqua

Quien se haya perdido la degustación de platos elaborados a base de trufa que tiene lugar a las 12.00 horas en la carpa, en el descanso de la feria (14.30-16.00h) puede probar la “tuber” en uno de los restaurantes del pueblo que estos días preparan platos como la famosa Olla Trufada. Muy pocos hay que después de esa experiencia se vayan sin haber comprado unos gramos de trufa o al menos un aceite trufado, jugo de trufa, paté trufado, trufa en brandy, arroz , mantequilla, sal, queso trufado… ¡¡Hhhmmm!! En fin, hemos advertido: Es una de las ferias más exquisitas cuya protagonista… para muchos es irresistible.

casa rural sharíqua casa rural sharíqua

Mora de invierno

23 Nov

licor_casa rural shariqualicor de mora_casa rural shariqua¿Te acuerdas del zumo de mora que hicimos? Si no lo has gastado para “calentar” tu helado de vainilla o para calmar el primera resfriado invernal, hoy toca hacer Licor de Moras. Y como siempre: Hacerlo no va a costar más de un par de minutos, esperar hasta que esté bien macerado exige paciencia: Dentro de 4 ó  6 semanas podrá calentar y endulzar las noches de navidad. 

Ingredientes:
0,5 l de zumo de mora
0,5 l de brandy 
200 g de azúcar
20 g de azúcar avainillado

Se mezcla el zumo de mora con los dos azúcares y se calienta hasta que rompa a hervir. Se deja enfriar y se mezcla con el brandy. Ya está. Ahora toca paciencia. 

Mermelada para atrevidos

18 Nov


mermelada1_casa rural shariquaComo cambian las cosas. Hace tan sólo un par de siglos, nuestros antepasados admiraban los tomates como meras plantas ornamentales con bonitas bolas rojas y en la vida hubieran dado un mordisco a una de ellas. Con razón. Probablemente habían probado los frutos en estado aún inmaduros, o sea verdes, y con ello se habían tragado un buen susto. Es desde entonces que los tomates verdes tienen mala fama, son considerados venenosos – y en parte lo son.

Contienen solanina, un alcaloide con sabor amargo y posibles consecuencias aún más amargas: La barriga empieza a doler, el intestino sufre y en la cabeza parece haberse instalado un martillo. Hasta la vista se puede nublar después de haber probado de ese veneno natural, que encima es resistente al calor y ni siquiera una buena cocción puede acabar con el. Pero calma. Para envenenarse habría que tomar bastantes tomates verdes, ya que en 100 gramos se calculan unos 32 miligramos de solanina. El peligro de muerte ronda alrededor de los 400 miligramos. No obstante, para no correr riesgos innecesarios se recomienda no comerse más de 100 gramos de tomate verde al día. 

Bien. Visto que uno o dos tomates verdes no enturbian la felicidad, también se entiende el auge que tuvo el inmaduro solanacéo en los últimos años y especialmente gracias a una película divina sobre amistad, emancipación y racismo. Titulada -por una preferencia culinaria- “Tomates verdes fritos” (1991) no sólo fue un exitazo varias veces premiado sino también la reparación de la mala reputación del tomate verde en Europa. Y empezaron a salir recetas como la que hemos elegido hoy para aprovechar nuestras últimas cosechas del “pomum amoris”: Mermelada de Tomate Verde. ¿Te atreves?

Ingredientes: mermelada_casa rural shariqua
1 kg de tomates verdes
1 kg de azúcar
1 vaina de vainilla
1 pizca de jengibre en polvo
1 cucharadita de piel rallada de limón y naranja (¡ecológicas!)

Primero hay que pelar los tomates y triturarlos un poquito. Se meten,  con todos los demás ingredientes, en una olla y se calienta sin dejar de mover. Dejar hervir unos 20 minutos y hacer la prueba si ya ha espesado bastante: Dejar caer unas gotas en un plato recién sacado del congelador. Si las gotas no corren, ya está la mermelada lista para meter en botes bien esterilizados. 

Y ojo: Aunque esté buena, recordad que no conviene comerse todo un bote de golpe ;-).

Doblemente bonito

14 Nov

casa rural shariqua

nacimiento2_casa rural shariqua casa rural shariqua casa rural shariqua

En esta época del año en el valle del río Palancia en Bejís se unen dos cosas que lo hacen doblemente bonito: Un paisaje otoñal de ensueño y un fascinante desfiladero teñido de colores que abre camino hacia el Nacimiento del Río Palancia. Así que no sorprende que el Centro Excursionista Alto Palancia y la concejalía de juventud del ayuntamiento de Segorbe hayan organizado una excursión que el domingo 17 de noviembre lleva a este mágico lugar. 

casa rural shariqua casa rural shariqua

Un lugar que hechiza a cualquiera con la naturaleza exuberante en el tramo del río a su paso por Los Cloticos y el Barranco del Cascajar, con las altas paredes que estrechan el camino hasta que la Rambla Seca envuelve al visitante en un mundo creado a lo largo de cientos y cientos de años. Impresionantes formaciones rocosas cambian con estampas de una vegetación que desafía a esta árida garganta llena de fósiles, bichos escondiéndose detrás de las rocas y pequeñas plantas trepadoras en busca del sol. Un lugar especial, inolvidable e inspirador. Quién no se imaginará unos gnomos andando por ahí…, unos seres mágicos viviendo entre las rocas y observando al visitante…

casa rural shariqua

Pero antes de perderse en este mundo maravilloso habrá que apuntarse a la caminata: Hay tiempo hasta el 15 de noviembre llamando a uno de estos dos teléfonos: 964 132 020 (ext. 2075) ó 662 650 271. 

casa rural shariqua

La excursión saldrá a las 8.00 horas desde la fuente de la avenida Constitución, el regreso está previsto sobre las 14.00 horas. Eso sí, sin haberse olvidado del equipamiento básico del buen caminante: mochila pequeña, botella de agua, almuerzo, botas o zapatillas de montaña, ropa de abrigo y chubasquero.

A la reconquista de Jérica: Jaime, el Pensativo, o la historia de 800 moros valientes

12 Nov
cruceta jerica2_casa rural shariqua

Vista desde la Cruceta al pueblo. Aquí acamparon las tropas del rey.

Si hubiera sido en estos tiempos, quizás habría optado por alojarse en la cercana Sharíqua. Una habitación acogedora (probablemente doble, pero este picante detalle lo contaremos en otro momento), un baño refrescante, relax en la terraza, una copita de vino, estirando las piernas cansadas y todo ello sin quitarle ojo  al pueblo, tramando el plan perfecto para conquistar Jérica. Pero en aquel entonces por el año 1.234  al rey Jaime I y a sus tropas no les quedó otra que acampar a la intemperie en una pequeña colina frente al pueblo después de haber sido echado bruscamente de su primer campamento en la vega del río Palancia por los entonces moradores mandamáses de Jérica. El monarca, refugiado finalmente en una colina conocida hoy como la Cruceta, se habrá dado cuenta rápidamente de que en su camino hacia Valencia este pueblecito le iba a causar problemas… El historiador Gaspar Juan Escolano (1560-1611) más tarde lo describió así:

“Cuando su glorioso exercito… no tuvo en todo el viaje encuentro estropieço alguno, hasta ponerse delante del castillo de Xerica, en el año mil doscientos treynta y quatro, día de santa Cruz de Mayo. Aunque queriendo alojar en su vega, salieron a estorvarleselo de la villa setecientos o ochocientos Moros que escaramuzaron tan valerosamente, que a botes de lanças y saetazos los echaron della. 

Vistos los cuernos al toro, huvo que buscar el Rey otro sitio mas seguro para su campo, y assentole en frente del castillo, en un montezillo un poco desviado, a quien llamaron la Cruceta, por un padron de calicanto, que pusieron allí con una cruz de hierro encima, por memoria del día de la Cruz, en que havia llegado el exercito…”

cruceta jerica1_casa rural shariqua cruceta jerica3_casa rural shariqua

Aunque el objeto del deseo, o sea el Castillo de Jérica, le había sido prometido a Jaime I por el propio Albuceit, rey almohade destronado y exiliado de Valencia, para llegar a ello hubo que superar un gran obstáculo que Escolano describe así: “…para poder entrar los de Xerica en ella, no tenían mas que una angosta entrada, que diez soldados la podían guardar.”

cruceta jerica8_casa rural shariqua

Vistas desde el pino piñonero a Sharíqua.

Cabe esperar que el monarca conquistador durante la elaboración de sus planes de batalla, aparte de la bonita y apetecible vista del pueblo (donde no sólo le esperaba un castillo, sino otro objeto, mejor dicho sujeto del deseo… del cual hablaremos en dicho otro momento) habrá disfrutado al menos de la sombra de árboles tan imponentes como el pino piñonero monumental que hoy se eleva en la Cruceta. Porque al rey le costó lo suyo pensarse la campaña ideal: Nada más ni nada menos que nueve meses más tarde, un embarazo en toda regla, Jaime I y sus tropas capitaneadas por Guillem de Montgrí finalmente lograron conquistar Jérica a los árabes. Fue el 5 de febrero de 1235, hoy día festivo en honor a la patrona del pueblo, Santa Águeda. 

casa rural shariqua

Vistas desde Sharíqua a la Cruceta con su pino piñonero y el pueblo al fondo.

Unos 800 años más tarde hay otros que emprenden el camino desde la cruceta hasta el pueblo. Las diferencias son notables: Ellos hoy no necesitan más estrategia que una breve descripción del camino por Arenachos para llegar a Jérica. Ahí les suelen esperar con los brazos abiertos y pueden disfrutar del encanto del pueblo, de su gastronomía, de sus fiestas. Es una de las formas más pacíficas de conquistar un pueblo para uno mismo: viajando. Como lo hacen los huéspedes de Sharíqua.