Archivo | marzo, 2014

Paco Roca visita Jérica

27 Mar

los-surcos-del-azarLos surcos del azar empieza justo donde acaba la guerra civil. Paco Roca ha abordado en una de sus obras más ambiciosas —quizás la que más— la historia de la Nueve (…), formada en gran medida por españoles, por luchadores del bando republicano que tuvieron que huir de España tras la derrota. La historia de Los surcos del azar es la de un desgarramiento muy profundo, el que sólo tienen los perdedores, ese puñado de anarquistas, comunistas y republicanos en general que, llenos de rabia, se negaron a dejar de luchar contra el fascismo.”

Así reseña el historiador Gerardo Vilches la última novela gráfica de Paco Roca (Valencia, 1969). Lo que piensa el autor sobre su obra, su trayectoria, sobre la España de entonces y sobre la España de hoy se puede escuchar este sábado, 29 de marzo, en Jérica donde Paco Roca presenta su libro “Los surcos del azar” en paco rocacompañía del historiador José Luis Morro. 

La lista de premios que ha ganado Roca es casi igual de larga que la de sus publicaciones y colaboraciones desde que en 1990 empezó con ilustraciones para revistas. En 1998 se sumergió de pleno en el mundo del cómic, su más exitosa forma de expresión que le ha llevado a tratar temas tan diversos como el arte, la guerra, enfermedades como al alzheimer, las absurdidades de la sociedad actual o la vida de los dibujantes de cómic en la España franquista. 

La charla de Paco Roca  -enmarcada dentro de los eventos con ocasión del 75º aniversario del final de la guerra civil en el Alto Palancia- empieza a las 19.30 horas en el Centro Socio Cultural El Socós.

A vista de pájaro

24 Mar

resinero20_casa rural shariqua

 resinero3_casa rural shariqua resinero13_casa rural shariqua resinero11_casa rural shariqua Hay muchos senderistas que al oír la palabra “primavera” no pueden evitar pensar en otra que empieza con la misma letra: Peñaescabia. Al nombrar esta montaña emblemática de Bejís, otros no se resisten en contestar con un deseo: ¡Qué la vuelta sea por el Barranco del Resinero! Sin duda, una caminata encantadora tanto por sus espectaculares paisajes caracterizados por montañas majestuosas como La Juliana (1.476 m), La Pericona (1.468 m) o la propia Peñaescabia (1.331 m), como por la vegetación tan variada con sus pinos negro, carrascas, arces, tejos y sabinares y, por supuesto, por el impresionante Barranco del Resinero con sus aguas cristalinas y su verde asombroso. resinero_casa rural shariqua resinero1_casa rural shariqua resinero12_casa rural shariqua resinero19_casa rural shariqua  resinero5_casa rural shariqua resinero9_casa rural shariqua Nosotros esta vez empezamos la ruta en la Casa del resinero18_casa rural shariquaForestal que se encuentra al poco de pasar los Clotícos de Bejís en dirección al nacimiento del río Palancia. A unos 40 m de la casa se deja la pista para subir por la izquierda por una cómoda senda entre pinos, romeros y  matorral. resinero7_casa rural shariqua

Unos minutos más tarde se llega a la pista que lleva a la base militar de La Salada y, recorriéndola apenas un kilómetro, hacia la derecha también llegamos a la senda bien señalizada que sube a la cima de la Peñaescabia. El esfuerzo para superar unos 200 metros de desnivel se ve recompensado ya por el camino. Parece ser el paraíso del gamón común que crece en grandes extensiones mezclándose con pequeñas preciosidades en amarillo, lila y rosa. Primavera se mire donde se mire. 

resinero6_casa rural shariqua resinero8_casa rural shariqua resinero14_casa rural shariqua resinero17_casa rural shariqua 

Una vez llegados a la cima de la Peñaescabia, el panorama se compone de un bonito círculo de sierras como las de El Toro, Espadán y Calderona, de picos como el Pina, La Salada, Peña Juliana y al fondo la Peñagolosa. La diminuta aldea de El Molinar que hace poco vimos “cara a cara” ahora se presenta a vista de pájaro. Sin duda, hemos llegado al lugar ideal para el primer picnic. 

resinero4_casa rural shariqua resinero16_casa rural shariqua resinero27_casa rural shariquaresinero15_casa rural shariqua

Desde la Peñaescabia ya se divisa el camino a seguir. La senda nos lleva primero al vértice de la Peña con su marca geodésica y pasando por la cuerda del Alto de la Cruz ya emprendemos camino al Barranco del Resinero. Cruzamos la pista de la Salada y, caminando entre una cada vez más densa vegetación, se anuncia el río Resinero. Un riachuelo idílico, con aguas cristalinas, pequeñas cascadas, peces, un sinfín de insectos y flores que disfrutan de este ambiente sano y húmedo. No habrá que pensárselo dos veces: Ha llegado otro lugar ideal para hacer una pausa y gozar del momento. 

resinero21_casa rural shariqua resinero23_casa rural shariqua resinero22_casa rural shariquaagua bejis_casa rural shariqua resinero25_casa rural shariqua

Después de buscarnos camino siguiendo el cauce del Resinero, el último tramo del trayecto recorre por pista hasta que a lo lejos de divisa la Casa del Forestal. Y con ella el fin de una caminata primaveral que entusiasma cada vez de nuevo.

resinero26_casa rural shariqua

Primavera con truco

20 Mar

casa rural shariqua

¡¡¡P-r-i-m-a-v-e-r-a!!! Hoy a las 17.57  horas va a llegar el gran momento de una de las estaciones más emocionantes del año. Más luz, más sol, más flores, más alegría. ¡¡Y esto durante 92 días y 18 horas!! Pero también nos encontramos con un intríngulis: ¿Cómo es que la primavera empieza ya el día 20 de marzo y no el día 21? Los motivos se encuentran en el calendario gregoriano y los caminos del sol. ¿Quieres saber más? ¿Preparado/a para algunos cálculos? Pues bien: Para que la gran estrella anuncie la primavera según la explicación oficial “el centro del Sol, visto desde la Tierra, cruza el ecuador celeste en su movimiento aparente hacia el norte. Cuando esto sucede, la duración del día y la noche prácticamente coinciden, y por eso, a esta circunstancia se le llama también equinoccio de primavera”. Bueno, habrá que creérselo.

Pero ahora vienen los cálculos: Es sabido que el sol no suele saltarse sus costumbres. Pero, por lo visto, los calendarios sí se saltan algún que otro día. El motivo: Como de un inicio de la primavera hasta el otro no pasan exactamente 365 días -los que ofrece el calendario gregoriano-, sino otras 5 horas, 48 minutos y 45 segundos más, nos encontramos con un pequeño problema. Un problema que año tras año se hace más grande y, suma sumando, a los 4 años retrasaría la primavera en casi un día: para ser exactos en 23 horas y 16 minutos. Y ahí va el primer truco: Cada cuatro años, en los así llamados años bisiestos, se intercala un día. Con esto casi se arregla el asunto, pero sólo casi, ya que sobran 44 minutos (véase arriba). 44 minutos aunque sea sólo cada 4 años, también a lo largo de un siglo suma… hasta llegar a un día entero, con lo que la primavera -y con ella las demás estaciones- de nuevo se alejarían del año astronómico. 

Hace falta otro pequeño “truco” en el calendario gregoriano para corregir este dilema y acoplar el año calendario de 365 días al año astronómico de 365,25 días: Cada tantos siglos no se celebra un año bisiesto. ¿Cuándo se dará eso? Habrá que esperar hasta el  año 2100 para que no haya día intercalado y el inicio de la primavera vuelva al día 21 de marzo. ¿Fácil, no ;-)?

Resumiendo: Para los próximos decenios podemos hacernos la idea de que la primavera se inicia el día 20 de marzo. Y en el año 2048 incluso el día 19. Pero antes de mirar tanto al futuro, primero toca disfrutar de estos 92 días que según dicen nos van a “alterar la sangre”. Días para disfrutar del despertar de la naturaleza, de temperaturas ideales para las excursiones, de noches ya templadas, de un Marte más visible y muy brillante, de Júpiter como “lucero vespertino” y Venus de “lucero del alba”, de tres lunas llenas…

En fin de la p-r-i-m-a-v-e-r-a.

casa rural shariqua

Pasiones, progres y perdedores

16 Mar
jaume1

Jaime I.

¿Os acordáis cuando os hablamos de uno de los posibles motivos ocultos de Jaime I para reconquistar Jérica? ¿Un motivo amoroso que más tarde iba a llevar al primer matrimonio progre del pueblo? Y, si además os contamos que Jaime y su querida no fueron los únicos liberales enlazados con Jérica, sino que la propia Duquesa de Alba…

Pues sí. Aquí van los hechos: A Jaime I. (1208-1276) se le conoce sobre todo por su gran afán conquistador – tanto territorial como amoroso. Lo último no tanto por sus dos esposas (oficiales), sino por sus numerosas amantes entre las que se encuentra también una de las protagonistas de nuestra historia: Teresa Gil de Vidaurre, una joven de origen navarro y, por lo que se cuenta, no sólo de enorme belleza sino también con las ideas bastante claras. Así que cuando Jaime -camino a Valencia- empieza a tirarle los tejos, antes de pasar a mayores, la joven le arranca una promesa de matrimonio ante testigos. Bien hecho, ya que se sabe que los reyes de entonces (y algunos de hoy) no se tomaban muy a pecho las relaciones sentimentales y mucho menos aún sus consecuencias. Además, el conquistador ya se había desprendido de su primera mujer, Leonor de Castilla, que había esposado a la tierna edad de 14 años para a los 20 arrancarle la anulación al papa Gregorio IX.

violante

Violante de Hungría.

Y tampoco Teresa iba a tener mucha suerte: A pesar de las promesas, en 1235 Jaime I se casa con Violante de Hungría. Un matrimonio que dura hasta la muerte de ella en el año 1253 – años que Jaime no sólo había aprovechado para agotar a su esposa haciéndole nueve hijos, sino también cansándola con sus amoríos con la bella Teresa. Muerta la reina, para Teresa y su rey finalmente empiezan los años de perdices. La pareja de hecho empieza a viajar, viven juntos y Jaime no sólo le regala a su “reina” dos hijos -uno de ellos el futuro Jaime de Jérica-, sino también la obsequia con varios voluminosos presentes – entre ellos el castillo de Jérica y varias villas en los alrededores.

Sin embargo, lo que no llegaría nunca era la legitimación del matrimonio ante la iglesia. LLámese despiste, mente progre o demasiada confianza, el hecho es que Teresa se iba a arrepentir profundamente cuando Jaime (padre), ya en estado de cincuentón, vuelve a sacar su vena conquistadora. Esta vez le toca a Teresa el papel de aguantavelas y ante el obvio enfado de ella, Jaime  quiere asegurarse la vía libre por parte de la iglesia para casarse con su nuevo amor. Pero no había contado ni con los mandamases del Vaticano ni con su ex-pareja: Teresa viaja a Roma para defender su “matrimonio” ante el Papa y ocurre un milagro: El pontífice -y más tarde también su sucesor-  se pone de lado de la mujer y manda a paseo al rey. La sentencia: Donde hay dos hijos ha habido algo más que manoseo…

10 restos teresa gil vidaurre

Los restos de Teresa Gil de Vidaurre.

Aunque a Teresa el apoyo papal no le sirve para gran cosa – se muere sola en un monasterio que ella mismo fundó -, Jaime, ya con los días contados, al menos legitima a sus dos bastardos y en 1272 hace donación en testamento a su hijo Jaime del Castillo y la Villa de Jérica.

Gran paso adelante: Quien probablemente ni se acuerda de sus lazos con el pueblo, es la otra progre de nuestra historia: María del Rosario Cayetana Paloma Alfonsa Victoria Eugenia Fernanda Teresa Francisca de Paula Lourdes Antonia Josefa Fausta Rita Castor Dorotea Santa Esperanza Fitz-James Stuart y de Silva Falcó y Gurtubay -vamos, la Duquesa de Alba, probablemente una de las abuelas más modernas del país.

cayetana3-z

Cuadro de la exposición “La Duquesa pop”.

Con Jérica le une uno de sus innumerables títulos nobiliarios que se creó en el año 1707: el Ducado de Liria y Jérica. Hasta que en 1955 ella toma las riendas como primera mujer en el cargo, le habían precedido diez duques de la familia Fitz-James Stuart.

Aunque es probable que no sepa mucho ni de Jérica, ni de su historia, seguro que una cosa le haría mucha ilusión: Como luchó Teresa Gil de Vidaurre por su matrimonio…

PR – Panorama recreativo

10 Mar

pina de montalgrao7_casa rural shariqua

A veces sólo es cuestión de dar un pequeño paseo para obsequiar la mente con vistas panorámicas, relajar los ojos con tonos verdes, blancos, lilas y… sobre todo para regalarle al oído unos momentos de descanso disfrutando del silencio absoluto. Pues, nosotros para estos fines elegimos una breve caminata por la zona del Puerto de Arenillas a mitad de camino entre Caudiel y Montanejos. Un PR que pasa por el Mas de Noguera y nos lleva en dirección Pina de Montalgrao.

Es un camino fácil de andar que pasa por bancales abandonados, plantaciones de almendros (ahora en flor) y preciosos pinos negros. Ofrece vistas a un bonito valle mientras la imagen de una de las montañas más altas de la provincia de Castellón guía al caminante: Santa Bárbara de Pina que se eleva unos 1.405 metros sobre el nivel del mar. 

pina de montalgrao12_casa rural shariqua pina de montalgrao9_casa rural shariqua

No llegamos hasta esa imponente montaña, pero aún así el paseo ha valido el pequeño esfuerzo. Os dejamos algunas imágenes del panorama, de detalles como una gota de resina al sol y, cómo no, de un pequeño mar de flores de almendro.

pina de montalgrao1_casa rural shariqua pina de montalgrao2_casa rural shariqua pina de montalgrao13_casa rural shariqua pina de montalgrao11_casa rural shariqua pina de montalgrao5_casa rural shariqua pina de montalgrao_casa rural shariqua pina de montalgrao4_casa rural shariqua pina de montalgrao10_casa rural shariqua

Mermelada angelical

7 Mar

cabello de angel_casa rural shariqua

Cierto que casi sólo la conocemos y comemos como relleno de pastelitos, cocas y tartas. Pero la calabaza confitera, conocida mundialmente por un sinfín de nombres como cidra, cayote, chiverre, auyama, zapallo, sambo, bolo, tzilicayotli o simplemente calabaza blanca no sólo sirve para elaborar el tan apreciado cabello de ángel. Así que hoy usamos “Cucurbita ficifolia” para hacer una mermelada dulce con un toque personal. 

Avisamos: Esa gran calabaza tipo globo con su piel lisa color verde-blanquecina es dura de pelar. Hay quienes aconsejan dejarla caer al suelo para que se abra y poder llegar así a su pulpa. La carne blanca y dulce está llena de semillas oscuras que pueden servir para próximas plantaciones o para tostar y comérselas enseguida ;-). 

Los ingredientes:

1,5 kg de pulpa (equivalente a una calabaza de unos 3-4 kilos)
700 g de azúcar
150 ml zumo de naranja
a elegir según gusto: canela, piel rallada de limón o naranja, anís estrellado, ron, licor de naranja

Después de haber separado la pulpa fibrosa de las semillas, metemos la carne de la calabaza en un cazo, añadimos 100 ml de agua y la ponemos a hervir. Hay que moverla con bastante frecuencia y dejar hervir a fuego lento unos 45 minutos. Dejar enfriar totalmente, añadir el azúcar y dejar reposar durante un día. 

Al día siguiente la ponemos a hervir de nuevo, añadiendo según gusto los arriba mencionados ingredientes (la copita de ron o licor de naranja iría al final) y 150 ml de zumo de naranja. Dejar hervir unos 20 minutos sin dejar de remover para que no se queme. Poner en botes bien esterilizados y dejar reposar unos 2 meses. Esta mermelada de un rubio dorado es igual de genial para empezar el día con un buen desayuno como para acompañar cualquier tipo de queso. 

PD: Olvidamos mencionar otro nombre que se le da a esa calabaza: Calabaza de Hoja de Higuera. Y es que su segundo nombre en latín “ficifolia” se lo ha ganado gracias a sus grandes hojas parecidas a las de la higuera. 

Hay que mancharse

3 Mar

calçotada3_casa rural shariquaSin duda alguna, es una comida rara. Los cocineros triunfan cuando se haya socarrado totalmente, mientras que los comensales les calçotada2_casa rural shariquapiden prestados los guantes para poder comérsela. Es lo que tiene una buena Calçotada. Hay que mancharse para disfrutar de un manjar más que especial: Cebollitas tiernas chamuscadas a fuego vivo y degustadas con una salsa riquísima. Eso sí: No (se) sirven ni tenedor ni cuchillo, va a mano (primero) limpia. Un divertimento que cada vez tiene más adictos, no sólo en la zona originaria del Calçot arriba en la lejana Tarragona, sino también en Jérica, donde desde hace muchos años la Asociación Gastronómica Cantharellus se ocupa de prepararlo. Este año la “Calçotada popular y juegos tradicionales” se celebran el sábado, 8 de marzo, en el precioso paraje de Randurías.

calçotada_casa rural shariqua

calçotada6_casa rural shariquaCuando se asoma la primavera y los árboles en el jardín botánico al lado de la fuente de Randurías sacan sus primeras hojas, llega el gran momento: Unos hombres denodados encienden una gran barbacoa, mientras otros llegan con cajas y cajas de cebolleta.

No una cualquiera, sino la cebolleta blanca Allium cepa L., más conocida como calçot y protagonista de una de las comidas más originales de España: La Calçotada.

calçotada4_casa rural shariqua

Un festín para el cual los calçots son abrasados sin piedad hasta que su capa exterior sólo se merezca el distintivo de “carbonizado”. Si en otras circunstancias esto sería motivo más que suficiente para que a los cocineros responsables les entrara un ataque de nervios, en la calçotada ellos se arman de guantes y valor, sacan los calçots del fuego y los llevan – no sin obvias señales de orgullo – para que sus ayudantes los envuelvan en papel de periódico. 

calçotada5_casa rural shariquaEn manojos bien empaquetados llegan a las mesas donde empieza el show: Sin ninguna ayuda exterior, o sea, nada de cubiertos, los comensales quitan la capa chamuscada de la cebolleta, untan el tallo en una sabrosa salsa romesco y – nada para ánimos sensibles – lo “engullen” al estilo cigüeña hasta que haya desaparecido por completo camino al estómago. A medida que éste se llena, las manos parecen las de un carbonero. Digo las manos, por decir algo. Porque según qué técnica, las huellas aparecen por cara, cuello y camisa… 

No cabe duda. La Calçotada probablemente es la única comida irresistible que no es para chuparse los dedos. Nadie va a hacer una buena figura, sin embargo todos disfrutan de lo lindo. ¿Te casa rural shariquaapetece? Pues inscribirse vale 20 euros y da derecho a pringarse sin compasión, disfrutar no sólo de calçots, sino también de los tradicionales acompañamientos como panceta, longanizas, morcillas, chorizos, güeñas, pan, naranja, crema catalana, vino, cerveza, café y licores. Para apuntarse, pinchad aquí para contactar con la Asociación Cantherellus.

La comida empieza a las 15.00 horas. Para coger ideas de cómo preparar la siguiente Calçotada en casa, acudir unas horas antes ;-).