Pasiones, progres y perdedores

16 Mar
jaume1

Jaime I.

¿Os acordáis cuando os hablamos de uno de los posibles motivos ocultos de Jaime I para reconquistar Jérica? ¿Un motivo amoroso que más tarde iba a llevar al primer matrimonio progre del pueblo? Y, si además os contamos que Jaime y su querida no fueron los únicos liberales enlazados con Jérica, sino que la propia Duquesa de Alba…

Pues sí. Aquí van los hechos: A Jaime I. (1208-1276) se le conoce sobre todo por su gran afán conquistador – tanto territorial como amoroso. Lo último no tanto por sus dos esposas (oficiales), sino por sus numerosas amantes entre las que se encuentra también una de las protagonistas de nuestra historia: Teresa Gil de Vidaurre, una joven de origen navarro y, por lo que se cuenta, no sólo de enorme belleza sino también con las ideas bastante claras. Así que cuando Jaime -camino a Valencia- empieza a tirarle los tejos, antes de pasar a mayores, la joven le arranca una promesa de matrimonio ante testigos. Bien hecho, ya que se sabe que los reyes de entonces (y algunos de hoy) no se tomaban muy a pecho las relaciones sentimentales y mucho menos aún sus consecuencias. Además, el conquistador ya se había desprendido de su primera mujer, Leonor de Castilla, que había esposado a la tierna edad de 14 años para a los 20 arrancarle la anulación al papa Gregorio IX.

violante

Violante de Hungría.

Y tampoco Teresa iba a tener mucha suerte: A pesar de las promesas, en 1235 Jaime I se casa con Violante de Hungría. Un matrimonio que dura hasta la muerte de ella en el año 1253 – años que Jaime no sólo había aprovechado para agotar a su esposa haciéndole nueve hijos, sino también cansándola con sus amoríos con la bella Teresa. Muerta la reina, para Teresa y su rey finalmente empiezan los años de perdices. La pareja de hecho empieza a viajar, viven juntos y Jaime no sólo le regala a su “reina” dos hijos -uno de ellos el futuro Jaime de Jérica-, sino también la obsequia con varios voluminosos presentes – entre ellos el castillo de Jérica y varias villas en los alrededores.

Sin embargo, lo que no llegaría nunca era la legitimación del matrimonio ante la iglesia. LLámese despiste, mente progre o demasiada confianza, el hecho es que Teresa se iba a arrepentir profundamente cuando Jaime (padre), ya en estado de cincuentón, vuelve a sacar su vena conquistadora. Esta vez le toca a Teresa el papel de aguantavelas y ante el obvio enfado de ella, Jaime  quiere asegurarse la vía libre por parte de la iglesia para casarse con su nuevo amor. Pero no había contado ni con los mandamases del Vaticano ni con su ex-pareja: Teresa viaja a Roma para defender su “matrimonio” ante el Papa y ocurre un milagro: El pontífice -y más tarde también su sucesor-  se pone de lado de la mujer y manda a paseo al rey. La sentencia: Donde hay dos hijos ha habido algo más que manoseo…

10 restos teresa gil vidaurre

Los restos de Teresa Gil de Vidaurre.

Aunque a Teresa el apoyo papal no le sirve para gran cosa – se muere sola en un monasterio que ella mismo fundó -, Jaime, ya con los días contados, al menos legitima a sus dos bastardos y en 1272 hace donación en testamento a su hijo Jaime del Castillo y la Villa de Jérica.

Gran paso adelante: Quien probablemente ni se acuerda de sus lazos con el pueblo, es la otra progre de nuestra historia: María del Rosario Cayetana Paloma Alfonsa Victoria Eugenia Fernanda Teresa Francisca de Paula Lourdes Antonia Josefa Fausta Rita Castor Dorotea Santa Esperanza Fitz-James Stuart y de Silva Falcó y Gurtubay -vamos, la Duquesa de Alba, probablemente una de las abuelas más modernas del país.

cayetana3-z

Cuadro de la exposición “La Duquesa pop”.

Con Jérica le une uno de sus innumerables títulos nobiliarios que se creó en el año 1707: el Ducado de Liria y Jérica. Hasta que en 1955 ella toma las riendas como primera mujer en el cargo, le habían precedido diez duques de la familia Fitz-James Stuart.

Aunque es probable que no sepa mucho ni de Jérica, ni de su historia, seguro que una cosa le haría mucha ilusión: Como luchó Teresa Gil de Vidaurre por su matrimonio…

A %d blogueros les gusta esto: