Mermelada “slow”

2 Sep

ciruela1_casa rural shariquaCada abuela “mermeladera” tenía la suya. Sin embargo, a todas esas recetas de “mermelada de ciruela a la antigua” nunca les faltaba un ingrediente muy especial: tiempo, amor y paciencia.

Sólo así era posible que con tan pocos ingredientes se preparara un producto con un sabor tan especial y apreciado. Es una auténtica mermelada “slow”, de textura suave y con un toque ácido y muy aromático. ¿Te atreves? Sólo te hacen falta un par de productos, un horno y unas tres horas de dedicación.

Aquí vienen los ingredientes:
– 3 kg de ciruela muy madura (mejor las de fruto de forma alargada, color oscuro y carozo fácilmente separable de la pulpa)
– 750 g de azúcar
– 1 buena pizca de clavo molido
– 3 ramas de canela
– ron

Precalentar el horno a 175 grados.

Primero se lavan y se deshuesan las ciruelas (¡guardar unos 12 huesos!). Cortarlas por la mitad y ponerlas en una cazuela (apta para horno) a calentar. Cocer unos 10 minutos para que estén algo más blandas y triturarlas un poquito.

Añadir 200 g de azúcar, el clavo y la canela, los huesos de ciruela, mover bien y meter la cazuela en el horno. Dejar 30 minutos sin mover.

Añadir otros 200 g de azúcar, mover una vez y dejar otra media hora sin mover en el horno.

Añadir el resto del azúcar, mover una vez y de vuelta al horno. Esta vez 60 minutos y sin mover.

Ya sólo falta quitar la canela y los huesos, echarle un buen chorro de ron, mezclarlo bien y meter la mermelada en botes bien esterilizados.

A %d blogueros les gusta esto: