Archivo | marzo, 2015

Masías-Maratón

28 Mar

masias8_casa rural shariqua

Llámese masía, masada o mas, siempre se trata de imponentes construcciones que caracterizan gran parte del paisaje rural masias_casa rural shariquaespañol. Casas funcionales a la vez que preciosas que tienen mucho en común con las antiguas villas romanas o las viejas villas griegas. Desde hace siglos son sinónimo del masias3_casa rural shariquaduro trabajo agrícola y, en muchas ocasiones, de un indudable poderío. Sin duda un lugar especial, así que no es de extrañar que algunos pueblos ofrezcan rutas para conocer sus masías más bonitas. Como ocurrirá este fin de semana en Segorbe. Aunque en esta ocasión, mucho tiempo para contemplaciones no habrá…

Las masías suelen ubicarse en sitios bastantes aislados de los pueblos, rodeados de campos trabajados y pastos para la ganadería. Ya las puertas de entrada al recinto de las casas hablan de la importancia del lugar, les siguen paredes gruesas y una gran fachada normalmente orientada hacia el sur o al sol saliente. Si la planta baja se solía usar para dar cobijo al ganando o guardar aperos, carros y cosechas del campo, el primer piso servía como vivienda. En caso de tener un segundo piso, se usaba para guardar la cosecha o secar el grano y la paja. Más al sur se mira, más abiertas se presentan las casas, incorporan porches y galerías.

masias2_casa rural shariqua masias11_casa rural shariqua masias10_casa rural shariqua masias6_casa rural shariqua

Hoy en día muchas de esas casas con tanta tradición se han convertido en alojamientos rurales o restaurantes especiales. Y masias7_casa rural shariquatambién han sido recuperadas como interesante y admirable testigo de la vida agrícola que vale la pena visitar y observar -aunque sea de lejos- durante un paseo por el campo. También en el Alto Palancia hay bonitos ejemplos de una nueva vida en vetustas paredes: masías convertidas en casas rurales, centros de hípica, albergues…

Segorbe -que dada su importancia como ciudad obispal y su larga tradición agrícola- cuenta con masias4_casa rural shariquaun gran número de masías que este fin de semana forman parte de un evento deportivo-cultural: El domingo, 29 de marzo, tiene lugar la “I. Ruta Masías de Segorbe – XX Trofeo 1/2 Maratón”. Cierto, los que quieran recorrer los 22 kilómetros pasando por cinco de las más emblemáticas masías de la ciudad no tendrán mucho tiempo para admirarlas, pero quizás sirva para en un futuro emprender la misma ruta, sólo que esta vez a pie o en bici. Es una ruta que mayoritariamente trascurre por pistas, atraviesa campos y bosques y ofrece fantásticas panorámicas tanto de las masías como de su enclave y las montañas que las rodean.

Más información sobre el maratón organizado por el Club Atletismo Saltamontes en su página web.

masias9_casa rural shariqua masias5_casa rural shariqua

Un recuerdo muy especial

19 Mar

Vacaciones. Descansar en la terracita, leer un libro, tomar un café o brindar con un vino, escuchar a los pájaros, disfrutar de las vistas, llenarte del aroma campestre… Así suelen vivir nuestros huéspedes unos días de merecido retiro en Sharíqua. Peter Hawkins, sin embargo, hizo algo más. Mientras recorría con su vista los bancales de olivos y almendros, la huerta ya envuelta en un colorido traje de otoño, la colina con su imponente pino piñonero y el pueblo a sus pies, él se preparaba para su personal y muy especial recuerdo del viaje: un cuadro de Jérica.

Jerica.ws

Una bonita obra que el apasionado pintor británico nos acaba de mandar en fotografía y que ahora forma parte de su gran galería de recuerdos que este viajero entusiasta eterniza con pincel y lienzo. Ahora Jérica se encuentra entre Toledo y Mallorca, entre Córcega y el Cañón de Colca en Perú en la galería que se puede ver en http://www.craigbet-art.com/ y en el facebook de Hawkins.

¡Muchas gracias, Peter!

La sal del limón

15 Mar

limon4_casa rural shariqua

Si un buen amigo te regala un montón de limones ecológicos, sin duda, estás de suerte. Pero claro, no basta con alegrarse limon1_casa rural shariquaante una mini montaña de color patito chillón. También hay que usar todos estos brillantes limones y después de haber hecho los pasteles, el licor, la mermelada, el limón en polvo, el zumo, la crema…, te das cuenta de que no hay tantas recetas… a no ser para conservarlos.

Gracias a la cocina global y un viaje virtual a Marruecos ahora tenemos un precioso bote lleno de limones confitados a la sal. Una forma simple de conservarlos durante semanas y poder usarlos en un sinfín de platos con pollo, pescado, couscous, verduras…

Los ingredientes:
– 15 limones
– 100 g de sal gorda marina
– el zumo de 5 limones
– al gusto: especias como clavo, canela, comino, pimienta, laurel…
– aceite de oliva

Primero hay que lavar los limones bajo agua caliente, cortar una punta y blanquearlos durante tres limon2_casa rural shariquaminutos en agua hirviendo. Luego se hacen cuatro cortes a lo largo del fruto en cada limón sin cortarlos del todo. Se pone una cuchara de sal gorda entre los cortes y se guardan los limones en un bote bien esterilizado. Cuando ya no caben más, se echa el zumo de cinco limones, 4 cucharas de sal y se rellena hasta cubrirlos con agua hirviendo. Se cierra el bote y se deja durante 4 días en un lugar oscuro y fresco. Moverlo cada día. Al quinto día se echa una capa fina de aceite de oliva y se dejan reposar como mínimo 3 semanas más.