La sal del limón

15 Mar

limon4_casa rural shariqua

Si un buen amigo te regala un montón de limones ecológicos, sin duda, estás de suerte. Pero claro, no basta con alegrarse limon1_casa rural shariquaante una mini montaña de color patito chillón. También hay que usar todos estos brillantes limones y después de haber hecho los pasteles, el licor, la mermelada, el limón en polvo, el zumo, la crema…, te das cuenta de que no hay tantas recetas… a no ser para conservarlos.

Gracias a la cocina global y un viaje virtual a Marruecos ahora tenemos un precioso bote lleno de limones confitados a la sal. Una forma simple de conservarlos durante semanas y poder usarlos en un sinfín de platos con pollo, pescado, couscous, verduras…

Los ingredientes:
– 15 limones
– 100 g de sal gorda marina
– el zumo de 5 limones
– al gusto: especias como clavo, canela, comino, pimienta, laurel…
– aceite de oliva

Primero hay que lavar los limones bajo agua caliente, cortar una punta y blanquearlos durante tres limon2_casa rural shariquaminutos en agua hirviendo. Luego se hacen cuatro cortes a lo largo del fruto en cada limón sin cortarlos del todo. Se pone una cuchara de sal gorda entre los cortes y se guardan los limones en un bote bien esterilizado. Cuando ya no caben más, se echa el zumo de cinco limones, 4 cucharas de sal y se rellena hasta cubrirlos con agua hirviendo. Se cierra el bote y se deja durante 4 días en un lugar oscuro y fresco. Moverlo cada día. Al quinto día se echa una capa fina de aceite de oliva y se dejan reposar como mínimo 3 semanas más.

 

A %d blogueros les gusta esto: