Archivo | Sharíqua actual RSS feed for this section

España en 5.800 kilómetros

30 Nov

mapa

Con una sonrisa de oreja a oreja, un aspecto envidiablemente saludable y frescos como una rosa: Así se presentaron Bart y Mieke una tarde a mitad de septiembre delante de la puerta de Sharíqua. Cualquiera hubiera dicho que estos dos sexagenarios holandeses regresaban de un viaje que a la mayoría de los mortales tan sólo pensándolo nos provocaría escalofríos y agotamiento imaginario: Regresaban de un viaje de ida y vuelta a Madrid. No en coche, ni en AVE, ni en avión. Los 950 kilómetros de ida y vuelta los habían pedaleado uno tras otro… y les había sabido a poco…

casa rural sharíqua1_bartmieke

La verdad es que cuando esta pareja simpática nos comentó que iban a hacer una ruta en bici a la capital de España y preguntaron si podían dejar el coche durante ese tiempo en nuestra casa rural, pensamos: Vale, son muchos, muchísimos kilómetros, pero son pensionistas y se lo pueden tomar con tranquilidad. Qué equivocados estábamos. ¡Tan sólo dos semanas más tarde ya estaban de vuelta! Y más relajados que muchos otros clientes después de una breve excursión por la vía verde.

Lo que no sabíamos es que para Bart y Mieke su breve escapada a Madrid era lo más parecido a un viaje de placer y en absoluto una de sus rutas más extensas. Y es que desde 2004 la pareja ha ido rodando por su país natal, por Francia, Alemania, Portugal, Suiza, Italia, República Checa y España. Se han fundido con sus sillines, han descubierto países ganándose cada metro del terreno y lo han inmortalizado en un bonito blog.

Su pasión por España en bici empezó en el 2005 con un viaje hacía Santiago de Compostela (850 km), seis años más tarde -y con dos “Tour de France” en medio- emprendieron un viaje desde el país galo hacia Granada, Málaga, Sevilla, Salamanca, Valladolid y de vuelta a Holanda – unos “2.000 km in Spain”, recuerda Bart. Debe haberles gustado porque en 2013 repitieron experiencia. Esta vez pedalearon desde Roncesvalles a Santiago de Compostela, de ahí hacia el sur de Portugal, entrando por el Algarve a España de nuevo, visitando Sevilla y Córdoba y de vuelta a Roncesvalles. Un viaje de 3.000 kilómetros, 2.000 de ellos por España. Claro que los 950 kilómetros de Jérica-Madrid-Jérica para estos campeones era un “ir y venir”.

imagenes_bartmieke

5.800 kilómetros por caminos españoles – así se lee el “bici-balance” de Mieke y Bart por tierras de la Península. De momento. Porque seguro que es un resultado provisional y pronto otro viaje incrementará sus kilómetros pedaleando por España y las entradas de su blog “De fietsreizen van Mieke en Bart”. Así que si alguien busca inspiración para su próxima aventura en bicicleta…, sólo hay que echar un vistazo a las andaduras de estos dos holandeses. Y aunque puede consolar que ante el primer viaje largo -el peregrinaje a Santiago de Compostela- hasta Mieke dijo “Dat is veelte ver” (esto es demasiado lejos)…, antes de seguir sus pasos no hay que olvidar que su pedaleo es pura pasión, empujado por una fuerza y un coraje que no todos los mortales tenemos.

 

Un recuerdo muy especial

19 Mar

Vacaciones. Descansar en la terracita, leer un libro, tomar un café o brindar con un vino, escuchar a los pájaros, disfrutar de las vistas, llenarte del aroma campestre… Así suelen vivir nuestros huéspedes unos días de merecido retiro en Sharíqua. Peter Hawkins, sin embargo, hizo algo más. Mientras recorría con su vista los bancales de olivos y almendros, la huerta ya envuelta en un colorido traje de otoño, la colina con su imponente pino piñonero y el pueblo a sus pies, él se preparaba para su personal y muy especial recuerdo del viaje: un cuadro de Jérica.

Jerica.ws

Una bonita obra que el apasionado pintor británico nos acaba de mandar en fotografía y que ahora forma parte de su gran galería de recuerdos que este viajero entusiasta eterniza con pincel y lienzo. Ahora Jérica se encuentra entre Toledo y Mallorca, entre Córcega y el Cañón de Colca en Perú en la galería que se puede ver en http://www.craigbet-art.com/ y en el facebook de Hawkins.

¡Muchas gracias, Peter!

Otro año bloggeando

30 Dic

 

blog_casa rural sharíqua

Sí que son números que emocionan. Sobre todo porque hablan de todos estos momentos, imágenes, ilusiones, eventos, sabores y excursiones que habéis querido compartir con nosotros. Un años más de nuestro blog, un año más intentando haceros partícipes de Sharíqua, de nuestra vida en el campo, de momentos memorables en el pueblo e impresiones de la bonita zona que nos rodea.

Según nuestro “informe wordpress” en 2014 hemos publicado 32 nuevos artículos y 238 imágenes que han sido vistos en 54 países de todo el mundo. El artículo estrella ha sido sobre un producto estrella de Jérica: sobre los “Jericanos” – un dulce típico del pueblo. Aunque fue publicado en 2013. Le siguen otros temas de Jérica como la olla, la fiesta de los calçots, la campanera y la visita de Paco Roca.

Vamos a por otro año, otras historias, otras caminatas, más recetas, eventos, curiosidades.

A propósito: ¡¡¡Este ha sido el post número 300!!! 🙂

¡Gracias por acompañarnos!

Felicidades

27 Dic

Desde Sharíqua os deseamos

2015_1_e

 

Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas.
Ideas don’t last long. Something has to be done with them.
Ideen halten nicht ewig. Man muss etwas aus ihnen machen.
Santiago Ramón y Cajal (1852-1934)

 

Un gran abrazo,

Anna y Vicente

Cuenta atrás

6 Dic

 

adventskalender

Será un souvenir especial que nuestros huéspedes se llevarán a su casa después de este fin de semana. Sólo: Puede que alguien no sepa muy bien qué hacer con él, ni el porqué ni cuándo este utensilio se introdujo en el mundo mediterráneo. Y no estará sólo. Millones de españoles lo habrán visto alguna vez, quizás incluso lo compraron -puede que ya en octubre- y probablemente lo habrán usado haciendo uso de su fantasía. Hablamos del alter-ddr-weihnachtskalender-1984“Adventskalender” -Calendario de Adviento-, un imprescindible acompañante de la navidad germana con orígenes en la Alemania protestante del siglo XIX. Un invento que hace años irrumpió en la navidad española y dejó desconcertado a más de uno pensando que con los conejos de pascua ya lo había visto todo.

Aunque a primera vista parece raro esconder números y solapitas en un dibujo, tiene su explicación. Tanto hoy como entonces el calendario que abarca desde los números 1 al 24 sirve de ayuda en una importante cuenta atrás: Hacia la Nochebuena – Día de Nacimiento y, según país, Día de Regalos. Sin embargo, el calendario vivió bastantes variaciones hasta convertirse en esta dulce seducción que hoy en día atrae sobre todo a los niños (y los niños grandes).

Por lo visto fueron protestantes alemanes los que pusieron las bases para el invento. Para contar los últimos días hasta navidad pintaban 24 rayas de tiza advent100_01_gren la pared o la puerta que se iban borrando día a día. Los católicos, por su parte, se conformaban con añadir una pajita por día al belén. Mientras esta última tradición difícilmente daba más de sí, las rayas de tiza pronto se convertieron en pequeños cuadros que se colocaban en el salón.

Una idea que le sirvió al editor Gerhard Lang para en 1902 idear el primer Calendario de Adviento impreso: Un cartón, 24 dibujitos para recortar y el mismo número de casillas donde pegarlas. Un éxito. En los años 20 ya había varias imprentas diseñando calendarios con pequeñas puertas detrás de las cuales aparecían dibujos invernales, navideños, cristianos…

kalender

 

La fama llegó en los años 50 cuando el calendario ya se producía de forma industrial y no sólo ofrecía dibujos sino detrás de cada puerta también una figurita de chocolate. Cierto que desde entonces la untitledfabricación a gran escala ha mermado tanto el encanto del diseño de los calendarios con motivos en su día románticos, angelicales, misteriosos y festivos como la calidad del chocolate. Así que no es de extrañar que desde hace años están en auge los calendarios hechos a mano, llenados individualmente y con un toque personal. Como recipiente sirven cajitas, calcetines, botes, saquitos…, de relleno -y según edad- chocolates, caramelos, juguetes, galletas, corbatas, licorcitos, juguetes de mayores… 

Instrucciones para indecisos se encuentran online y en tiendas de bricolaje.

Quien se haya picado y piense en diseñar el calendario más grande o más caro…, debería pensárselo dos veces: El más grande se encuentra en el mercado navideño de Leipzig y mide 857 metros cuadrados. El más sofisticado fue ideado hace cuatro años en Holanda: En 24 tubitos de cristal se esconden el mismo número de diamantes con un valor de unos 2,5 millones de euros. Evidentemente nada que ver con rayas de tiza en la pared.

 

¡Felicidades!

31 Dic

Desde Sharíqua os deseamos 

casa rural shariqua

Seguro que …

…12 meses…

…52 semanas …

…365 días…

…8.760 horas…

…525.600 minutos…

…31.536.000 segundos…

 

dan para muchos momentos de FELICIDAD!

Un gran abrazo, 

Anna y Vicente

Sariqa – Jérica – Sharíqua

25 Sep

jerica_casa rural shariqua

Os invitamos a un viaje en el tiempo que nos lleva a la Jérica musulmana, a Sariqa o Sharíqua y de vuelta a Jérica. Un poco de historia que también se reaviva cada vez que uno de nuestros huéspedes nos pregunta sobre nuestra casa rural: “¿Y el nombre? Por qué Sharíqua?”

Así que retrocedamos a los inicios del siglo IX, al momento de la probable llegada de los árabes a tierras jericanas y el paulatino levantamiento de lo que hoy en día conocemos como los restos del castillo, murallas y estrechas callejuelas, las así llamadas atzucats. Será en el siglo X cuando Jérica ya presuma de un imponente castillo y al igual que otras importantes ciudades como Dénia, Sagunto o Segorbe es uno de los reinos de Taifa perteneciente a la Cora de Valencia, también conocida como Cora de Balansya.

En Jérica empieza la época de poderosas familias como los Banu Yamlul o la tribu medinesa de Hazradj, la época de la introducción de nuevas acequias y de molinos, pero también de palabras “arabismos” que perduran hasta hoy en día como “alcagüetear” (cotillear), “almácera” (almazara), “carchofa” (alcachofa), “baldao” (cansado), “tamboriná” (batacazo) o “quicavero” (almez). Lo más llamativo sin embargo fue la construcción de una gran fortificación conocida como gal`a al-asraf o “Castillo de los Nobles”.

Es en los siglos X y XI cuando se habla de dos grandes distritos musulmanes en la zona: el Suhurb (Segorbe) y Sariqa o Shariqua – denominación que da origen al nombre actual de Jérica. Y no sólo al pueblo. Unos mil años más tarde también servirá como nombre para una casa rural.  Nuestra casa rural.

Y mientras expertos discuten sobre la posible traducción de Sariqa o Shariqua, dudan entre “subida”, “cuesta” o “empresa”, nosotros preferimos quedarnos con una sugerente y poética traducción de un compatriota árabe que nos dijo que dependiendo de ortografía, acentos y pronunciación también podría significar: “Donde nace el sol”. ¿Qué mejor nombre para un lugar que quiere saludar a sus huéspedes con días felices, días de sol?

(Fuentes: “Jérica; Una historia germinada” de Francisco José Guerrero Carot y Josep Lluís Doménech Zornoza; “El Habla de Jérica” de Josep Lluís Doménech Zornoza)

shariqua_casa rural shariqua