Tag Archives: agua

Calma

6 Ene

regajo-jerica8a_casa-rural-shariqua

Año nuevo, ritmo nuevo y un calendario con más de 300 días para disfrutar y descubrir.

Eso sí, después de tanta fiesta y festín, ahora vale la pena permitirse una vida más pausada. El nuevo año se merece unos momento de calma, momentos para acostumbrarse al 17 al final de la fecha, escuchar los deseos que se pueden hacer realidad y tomarse la vida con sosiego.

¿Un lugar? Por ejemplo, el Pantano El Regajo entre Jérica y Navajas. Un pequeño embalse que en estas fechas y después de las abundantes lluvias de diciembre no sólo demuestra su cara más poderosa, brillante y bonita. También es un precioso lugar para paseos pausados, para escuchar el silencio, disfrutar de los colores nítidos del invierno y sus incomparables puestas de sol.

regajo-jerica3_casa-rural-shariqua regajo-jerica9_casa-rural-shariqua regajo-jerica4_casa-rural-shariqua regajo-jerica6_casa-rural-shariqua regajo-jerica12_casa-rural-shariqua

Un lugar donde reina la calma.

regajo-jerica11_casa-rural-shariqua regajo-jerica5_casa-rural-shariqua

360 grados de hermosura

20 Nov

palancia-amador21_casa-rural-shariqua

Hay cosas que no se pueden rechazar. Un cucurucho de almendras recién tostadas en una feria, “Tatort” el domingo por la palancia-amador1_casa-rural-shariquanoche, pararse ante una puesta de sol de película… O disfrutar de una tarde de otoño en los valles de Bejís.

Así que lo hemos vuelto a hacer. Caminar por esas tierras tan bonitas, sin embargo, esta vez por territorios aún desconocidos: Nuestra caminata de otoño nos ha llevado a las Peñas de Amador, la vecina “pequeña” de la Peñaescabia.

palancia-amador13_casa-rural-shariqua palancia-amador3_casa-rural-shariqua palancia-amador_casa-rural-shariqua palancia-amador14_casa-rural-shariqua

El cómodo camino por el PR275 nos lleva por pistas forestales, siempre acompañados por densos pinares, preciosos ejemplares de carrascas y enebros y una sanísima alfombra de plantas silvestres aromáticas. Siempre observados por unos buitre_casa-rural-shariquaimponentes buitres y águilas. Llegados a la cima de las Peñaspalancia-amador2_casa-rural-shariqua de Amador, a una altura de 1.135 metros y recibidos por la casa-vigilancia de los forestales, las vistas quitan el aliento: 360 grados de hermosura. Enfrente la poderosa Peñaescabia, seguida por las montañas de El Toro y el inmenso altiplano de Barracas con la Peñagolosa al fondo. En la otra dirección se asoman los preciosos picos de la Sierra Espadán, acompañados al otro lado de las montañas de la Sierra Calderona.

palancia-amador5_casa-rural-shariqua palancia-amador6_casa-rural-shariqua palancia-amador7_casa-rural-shariqua palancia-amador12_casa-rural-shariqua palancia-amador9_casa-rural-shariqua palancia-amador_casa-rural-shariqua

¿Se puede pedir más? Pues sí. Las vistas al valle del Río Palancia desde las Peñas son espectaculares. Reducida a tamaño maqueta delante de nosotros vemos la aldea de El Molinar, acomodada entre grandes riscos. El valle estos días lleva uno de sus vestidos más bonitos, colorido y onírico.

palancia-amador11_casa-rural-shariqua palancia-amador10_casa-rural-shariqua palancia-amador17_casa-rural-shariqua

De vuelta, el camino nos lleva por tierras rojizas en dirección hacia el Mirador Collado Royo que nos abre impresionantes vistas al valle y la bonita silueta de Bejís.

palancia-amador16_casa-rural-shariqua palancia-amador4_casa-rural-shariqua palancia-amador19_casa-rural-shariqua palancia-amador24_casa-rural-shariqua palancia-amador26_casa-rural-shariqua palancia-amador18_casa-rural-shariqua palancia-amador22_casa-rural-shariqua

Llegando al Río Palancia y a las primeras casas cerca de los Cloticos no cabe duda en qué mes estamos: El sonido de las máquinas vibradoras, las extensas mantas verdes, el olor a aceite, la musiquita de la radio y, cómo no, los picnics para retomar fuerzas son la inequívoca señal de que estamos en plena temporada de la recogida de la oliva.

palancia-amador28_casa-rural-shariqua

 

Caminata fronteriza

5 May

 

barranco maimona2_casa rural shariqua

¿Qué mejor para emprender la primera caminata primaveral que pisar tierra de reinas? Así lo hicimos al decidirnos por una preciosa ruta entre Villanueva de Viver, anteriormente llamada Villanueva de la Reina, y su pueblo vecino, Fuente la Reina. Ambas reciben su nombre por su pasado árabe y por las reinas que por esas tierras vivieron, ambos son pueblos fronterizos enclavados entre las provincias de Castellón y Teruel, entre las comarcas del Alto Palancia y el Alto Mijares. Así que no es de extrañar que nos encontremos con unos paisajes especialmente bellos, caracterizados por montañas y ríos, por barranco maimona_casa rural shariquauna enorme diversidad de árboles, arbustos y flores y por sendas que ya hace siglos sirvieron de conexión entre los pueblos.

La ruta empieza en la Ermita de San Martín en las inmediaciones de Villanueva de Viver. Una pequeña ermita que data del siglo XVII y que durante su historia ha sufrido bastantes remodelaciones. Hoy día, quizás, lo más bonito es su ubicación encima de una pequeña colina con vistas al pueblo. Aquí arranca el viejo barranco maimona4_casa rural shariquacamino entre Villanueva de Viver y la vecina Fuente la Reina, perfectamente señalizado con marcas en blanco y amarillo. Es una ruta que empieza como agradable pista entre pinares y bosques mixtos con una gran variedad de arbolado. En esta época del año los bordes del camino están repletos de flores – no parece faltar ni un color. Pronto la pista se convierte en senda y después de haber cruzado el frondoso Barranco de la Graja ya estamos llegando a Fuente la Reina.

barranco maimona1_casa rural shariqua barranco maimona7_casa rural shariqua barranco maimona28_casa rural shariqua barranco maimona3_casa rural shariqua

No ha pasado ni una hora, y aún no sitiendo la necesidad de hacer una pausa, en este pueblo eso es un barranco maimona11_casa rural shariquaimperativo. Nunca mejor dicho: Llegados a la plaza del Ayuntamiento, el único establecimiento abierto (¿y existente?) se hace notar: “BAR – ¡PARA!” se lee en letras grandes con fondo rojo. Y teniendo en cuenta que el pueblo cuenta con unos 50 vecinos uno rápidamente entiende que hay que echarles un cable a ellos y a los dueños del bar para que éste pueda sobrevivir.

barranco maimona10_casa rural shariqua

Y una vez almorzados, la ruta sigue por el pueblo y sus bonitas “casas colgantes”, su Fuente de Mangraneras y la vieja balsa para el barranco maimona12_casa rural shariquariego de los campos. Pronto empieza la senda que nos llevará – ésta vez marcada en amarillo sólo – hacía el precioso valle del Río Maimona.

Nos adentramos en un auténtico paraíso formado por imponentes rocas, pozas con agua cristalina y una vegetación exuberante.

barranco maimona13_casa rural shariqua barranco maimona16_casa rural shariqua barranco maimona8_casa rural shariqua barranco maimona9_casa rural shariqua barranco maimona15_casa rural shariqua

Caminamos entre enebros y lentiscos, arces, quejigos y carrascas, rosales silvestres, sabinas y la típica vegetación de ribera con sus chopos, sauces y fresnos. Entre las plantas más valientes hay flores filigranas y pequeños arbustillos que se han buscado su hueco en una de las muchas rocas que bordean la senda. Cada uno de ellos un sorprendente ejemplo de supervivencia.

barranco maimona18_casa rural shariqua barranco maimona22_casa rural shariqua barranco maimona20_casa rural shariqua barranco maimona26_casa rural shariqua barranco maimona27_casa rural shariqua barranco maimona21_casa rural shariqua

Un verde intenso y brillante de hojas recién estrenadas contrasta con las paredes rojizas y anaranjadas del barranco y el infinito azul del cielo. ¿Quieres más? Pues sólo hace falta esperar un poco y ya apetecerá un baño en una de las muchas pozas del Río Maimona.

barranco maimona25_casa rural shariqua barranco maimona19_casa rural shariqua barranco maimona32_casa rural shariqua barranco maimona30_casa rural shariqua

Al final, la senda de nuevo se aleja del río y nos lleva de vuelta a la Ermita de San Martín. Han pasado tres horas de las más bonitas que puede regalar la primavera. Habrá que repetir.

barranco maimona31_casa rural shariqua barranco31 maimona_casa rural shariqua

 

 

 

Doblemente bonito

14 Nov

casa rural shariqua

nacimiento2_casa rural shariqua casa rural shariqua casa rural shariqua

En esta época del año en el valle del río Palancia en Bejís se unen dos cosas que lo hacen doblemente bonito: Un paisaje otoñal de ensueño y un fascinante desfiladero teñido de colores que abre camino hacia el Nacimiento del Río Palancia. Así que no sorprende que el Centro Excursionista Alto Palancia y la concejalía de juventud del ayuntamiento de Segorbe hayan organizado una excursión que el domingo 17 de noviembre lleva a este mágico lugar. 

casa rural shariqua casa rural shariqua

Un lugar que hechiza a cualquiera con la naturaleza exuberante en el tramo del río a su paso por Los Cloticos y el Barranco del Cascajar, con las altas paredes que estrechan el camino hasta que la Rambla Seca envuelve al visitante en un mundo creado a lo largo de cientos y cientos de años. Impresionantes formaciones rocosas cambian con estampas de una vegetación que desafía a esta árida garganta llena de fósiles, bichos escondiéndose detrás de las rocas y pequeñas plantas trepadoras en busca del sol. Un lugar especial, inolvidable e inspirador. Quién no se imaginará unos gnomos andando por ahí…, unos seres mágicos viviendo entre las rocas y observando al visitante…

casa rural shariqua

Pero antes de perderse en este mundo maravilloso habrá que apuntarse a la caminata: Hay tiempo hasta el 15 de noviembre llamando a uno de estos dos teléfonos: 964 132 020 (ext. 2075) ó 662 650 271. 

casa rural shariqua

La excursión saldrá a las 8.00 horas desde la fuente de la avenida Constitución, el regreso está previsto sobre las 14.00 horas. Eso sí, sin haberse olvidado del equipamiento básico del buen caminante: mochila pequeña, botella de agua, almuerzo, botas o zapatillas de montaña, ropa de abrigo y chubasquero.

Un kilómetro de felicidad

30 Abr

hoz1_jerica_casa rural shariqua  hoz_jerica_casa rural shariqua

La “Vuelta de la Hoz”, un agradable paseo a orillas del Río Palancia, es sin duda una de las excursiones más bonitas y al mismo tiempo más cortas de Jérica. Partiendo del pueblo, se camina por una senda semicircular que se adentra en un meandro del río, siempre acompañada de una densa y variada vegetación, abrigada por impresionantes paredes casi verticales en medio de las cuales el agua se abrió  paso. Y en tan sólo media hora, de vuelta al pueblo. En teoría. Porque casi nadie se puede resistir a sentarse un rato en uno de los bancos, a curiosear y conocer detalles del sistema de acequias, a observar los restos de viejos molinos o simplemente a descansar y disfrutar.

Es un bonito paseo durante todo el año, pero en un día llovioso primaveral tiene un encanto aún más especial.

hoz19_jerica_casa rural shariqua hoz30_jerica_casa rural shariqua hoz26_jerica_casa rural shariqua hoz11_jerica_casa rural shariqua hoz31_jerica_casa rural shariqua hoz4_jerica_casa rural shariqua hoz3_jerica_casa rural shariqua hoz12_jerica_casa rural shariqua

El aroma de hierbas silvestres  y flores se intensifica al igual que los colores. El silencio sólo admite las charlas de los pájaros y el murmullo del agua. Y las paredes de la Peña Tejada, que a los árabes les sirvieron como muro natural para su castillo con su Torreta en lo alto de la colina, parecen aún más inabordables.hoz20_jerica_casa rural shariqua

hoz18_jerica_casa rural shariqua  hoz14_jerica_casa rural shariqua  hoz17_jerica_casa rural shariqua

Es el momento de dejarse fascinar por unas gotas de agua, por el paseo “slow” de un caracol o el brillo de una piedra.

hoz6_jerica_casa rural shariqua  hoz8_jerica_casa rural shariqua

hoz9_jerica_casa rural shariqua hoz28_jerica_casa rural shariqua hoz23_jerica_casa rural shariqua

Es el momento para parar y disfrutar poco a poco de ese kilómetro de felicidad. 

hoz13_jerica_casa rural shariqua hoz25_jerica_casa rural shariqua hoz24_jerica_casa rural shariqua hoz29_jerica_casa rural shariqua

Disfrutando del “charco”

6 Mar

“Regajo – Charco que se forma de un arroyuelo” (RAE).

Bueno, bueno, bueno. Tampoco hay que despreciar a nuestro embalse de forma tan borde. Cierto que el año pasado el pantano jericano debido a la sequía se había empequeñecido de manera estrepitosa. Pero ya se ha recuperado casi del todo después de estos días de lluvia, nieve y cielos grises. Y son especialmente estos días que vale la pena visitarlo y disfrutar de un ambiente muy particular.

casa rural sharíqua casa rural sharíqua

Cuando el cielo blanquecino se extiende como un manto gigante, parece dispuesto a amortiguar cualquier sonido, a calmar la atmósfera – y el ánimo – y a envolver el paisaje en unos relajantes tonos suaves. Más calmadas aún están las aguas del casa rural sharíquaRegajo que sólo se mueven cuando un enfadado pato se levanta precipitadamente, quejándose vehemente de la llegada del intruso.

En las orillas, la naturaleza aún está hibernando. Pero falta poco hasta que la primavera no sólo pinte de verde el paisaje y llene de hojas a los chopos, higueras y granados que rodean el agua. También llegarán los amantes de la pesca, del picnic con posibilidad de chapuzón, de la casa rural sharíquaacampada y el piragüismo.

Es entonces cuando el pantano El Regajo ya no estará tan tranquilo, pero más refrescante que nunca. Y es que casi siete millones de metros cúbicos de agua fresquita en verano dan mucho de sí.

 

Pasos mágicos

9 Jun

No en vano el paraje del nacimiento del río Palancia es considerado uno de los paisajes mágicos de la Comunidad Valenciana. Un paisaje singular que sorprende con aguas cristalinas, rocas majestuosas y una flora deslumbrante. Pero lo que quizás más sobrecoge al visitante de ese lugar son las potentes huellas que han dejado las aguas que durante siglos han dado forma a las piedras de ese desfiladero, dejándonos  fósiles y formaciones rocosas que parecen recién sacados de un cuento de gnomos y bichos fantásticos.

Es una caminata clásica no sólo dentro del Alto Palancia sino conocida por senderistas de todo el País Valenciano y otras partes de España. Una ruta que suele arrancar en el paraje de los Cloticos – cogiendo agua fresca de la fuente – a pocos kilómetros de Bejís, llevándonos en dirección a El Toro y de vuelta por la Rambla Seca y un trazado del Río Palancia conocido como Barranco del Cascajar.

El primer tramo recorre por una agradable pista forestal, pasando por el pintoresco caserío de El Molinar y subiendo suavemente entre bosques y cipreses en dirección a El Taconar. Se disfruta de impresionantes imágenes de la Peñaescabia, Agualobos y Peñas de Amador.

A la altura de El Taconar y con vistas al altiplano de El Toro y Barracas – ya a mil metros de altura – el paisaje cambia. Caminamos entre enebros, acebos, quejigos, madreselva y sabinas. Y las carrascas sirviendo amablemente como señales de PR con sus musgos en blanco y amarillo.

El descenso a la Rambla Seca y el camino por el interior del Estrecho del Nacimiento son otros momentos fascinantes que nos aguarda esta caminata. Las altas y estrechas paredes de esta garganta hacen empequeñecerse y asombrarse ante la fuerza de la naturaleza y las huellas que ha dejado a lo largo de miles de años. Y no sólo ella. Aunque de origen más contemporáneo, también el excursionista en su afán por trepar por las piedras y rocas ha marcado su camino. Así que se supone que sólo miles de traseros son capaces darle el pulido que nos encontramos en una de las grandes rocas poco antes de salir del desfiladero.

Nos queda el paso por el verde y rico río Resinero y, caminando de nuevo por pistas, media hora más tarde la excursión termina en nuestro punto de partida, cómo no, con un gran trago de la buenísima agua de Bejís directamente desde la fuente.