Tag Archives: espadán

Perderse en lo perdido

15 Oct

casa rural shariqua

Que mejor forma de perderse por los montes que en búsqueda de un pueblo perdido. Ese fue nuestro propósito el otro día, una bonita caminata por los bosques de Alcudia del Veo y  un interesante encuentro con Jinquer, uno de los pueblos abandonados más fascinante de nuestra geografía. En nuestro camino primero seguimos al GR 36, para más tarde disfrutar de pequeños senderos por medio de bosques de alcornoques y pinos, subiendo hacia lomas que nos recompensaron con preciosas vistas de los valles de la Sierra de Espadán. 

casa rural shariqua casa rural shariqua casa rural shariqua casa rural shariqua

casa rural shariqua casa rural shariqua casa rural shariqua

Cuando al final aparecen las ruinas de Jinquer delante de nuestros ojos empieza el viaje en el tiempo y retrocedemos varios siglos para imaginarnos el lugar creado por los árabes. casa rural shariqua

En una página de Turismo antes de partir habíamos leído que Jinquer (también llamado Xinquer) fue una “antigua alquería islámica cuyo nombre significa ‘cabaña’ o ‘granero’. Fue abandonada por los moriscos tras su expulsión en 1609 y ocupada por repobladores cristianos. El castillo perteneció a la casa de Jérica, fue conquistado tardíamente y formaba parte del Alcadiazgo de Eslida que comprendía los castillos de Eslida, Ahín, Sueras, Veo y Xinquer. Domina desde los riscos de un cerro el despoblado morisco del mismo nombre y el valle del río Veo. Se trata de un castillo roquero que conserva algunas de sus estructuras, como lienzos almenados y algunos de sus vanos”. 

casa rural shariqua casa rural shariqua

En su libro “Pobles abandonats”, Agustín Hernández cuenta que Jinquer en sus mejores momentos llegó a tener un centenar de habitantes y cerca de 30 casas. De eso hace exactamente un siglo, fue en el año 1913. El idilio no duró mucho más. Unos 20 años más tarde fue abandonado definitivamente durante la Guerra Civil. No sin dejar muchas huellas de las luchas por un país en libertad. Alrededor del pueblo fantasma aún hoy en día se pueden ver numerosas trincheras y cuevas naturales que servían como cobijo.

casa rural shariqua casa rural shariqua casa rural shariqua

Hoy Jinquer fascina por sus casas en ruinas, conquistadas por hiedras, vides, árboles frutales silvestres y un sinfín de arbustillos. Los restos de la pequeña iglesia aún conservan el altar y el hueco que en su día alojó a la imagen de una santa.

Todo un mundo perdido que hace perder el sentido del tiempo. Una experiencia especial.

casa rural shariqua casa rural shariqua

El paquidermo vegetal

4 Jul

corcho10_casa rural shariqua

Este sábado, 6 de julio, nos espera un evento muy especial: Ser testigos en directo de un striptease vegetal con denominación de origen totalmente mediterráneo y apto para cualquier público y edad. Es la “saca del corcho”, una demostración de la cosecha de ese material tan versátil que caracteriza a los alcornoques y determina su peculiar aspecto.

corcho7_casa rural shariqua  corcho_casa rural shariqua corcho9_casa rural shariqua

Uno de los pequeños paraísos para este paquidermo entre los “Quercus” es el Alto Palancia que en sus dos parques naturales de la Calderona y, sobre todo, la Sierra Espadán cuenta con un gran reducto de alcornoques. Árboles que requieren un especial cuidado y que dan lugar a bonitos ejemplos de simbiosis entre explotación comercial y protección medioambiental de un bosque. Así que cuando la empresa palantina “Espadán corks” pela los alcornoques y comercializa su corcho, al mismo tiempo cuida los parques naturales. Un trabajo igual de ancestral que duro, que se puede apreciar este sábado en la Masía de Tristán en Segorbe, previa reserva en serra_calderona@gva.es, o al teléfono 961 681 993.

corcho5_casa rural shariqua

Para entender lo extraordinario de este evento, vale la pena saber un poco más sobre “Quercus suber”, un árbol que puede llegar a vivir cientos de años, pero se deja “rogar” un poco a la hora de soltar un corcho en corcho6_casa rural shariquacondiciones. Hay que esperar unos 25 años hasta que se puedan pelar por primera vez sus robustos troncos y sus bien ramificados y rugosos brazos. Y aunque la capa de corcho puede llegar a tener un grosor de hasta 5 centímetros no hay que cantar victoria.  En la primera “saca” el árbol tan sólo suelta el así llamado corcho bornizo o corcho macho. Un producto de pésima calidad que como máximo sirve como aislamiento o pavimento. Bueno.

La siguiente pela saca a la luz al corcho segundero, también llamado corcho hembra que ya a primera vista es de mejor casta pero aún demasiado agrietado y veteado para convertirse en un buen tapón de vino. Sabiendo que entre “saca” y “saca” tienen que transcurrir de nueve a 15 años para que el alcornoque vista una nueva piel, habrá que esperar un total de hasta 45 años y al segundo “corcho hembra” para tener el árbol en plena producción. A partir de entonces el alcornoque se deja pelar durante unos 150 a 200 años, en los cuales se le pueden quitar hasta 200 kilos de corcho. 200 años que ese precioso árbol se pone varias capas de vestidos, luce troncos en colores rojizos y cortezas en tonalidades grises y verdosas.

En las sierras de Espadán y Calderona la pela de los alcornoques tiene lugar en los meses de julio y agosto, cuando el árbol está en actividad vegetativa y sufre menos. Los que sí sudarán sin duda son los corcho3_casa rural shariquacorcheros, hombres ágiles y armados con hachas afiladas y ayudados por sufridos mulos que se llevan la carga a lugares más accesibles. 

Hasta que las planchas de corcho se conviertan en tapones de vino, que desde el Alto Palancia se llevan a millones a todas partes de España y hasta cruzan el gran charco, aún pasarán muchos meses. Primero tienen que reposar y madurar durante meses al aire libre, luego se cuecen, se rascan, se cortan, se cuecen de nuevo, se troquelan, se lavan, se desinfectan, se seleccionan, se marcan, se suavizan… Y aún hay quienes se sorprenden de que un buen tapón de vino valga su dinero. 

 

Alcornoques con expertos

8 Jun

sierra de espadanEs uno de los destinos clásicos para todos aquellos que les guste el senderismo adentrándose en un precioso bosque de alcornoques: el Barranco de la Mosquera  en Almedíjar, un maravilloso lugar enclavado en el parque natural de la Sierra de Espadán.

Para quienes quieran saber más sobre su exuberante flora caracterizada por alcornoques, pero también por pino rodeno, encinas, tejo, acebo, madroño…, sobre los animales que lo habitan, entre ellos distintos tipos de águilas, y sobre su larga y aún viva tradición de la “saca del corcho”, este domingo, 9 de junio, la “Oficina de Gestión del Parc Natural de la Serra d’Espadà” ofrece una visita guiada por el Barranco de la Mosquera. 

Para más información llamar al teléfono 964 629 112 (Centro de Visitantes, abierto de 9 a 14 horas).

Huellas

11 May

villamalurAbriendo horizontes, ampliando conocimientos. Así se puede pasar este fin de semana en el Alto Palancia y el Alto Mijares, que invitan a varios bonitos eventos llenos de historia y tradiciones. Por una parte está el “XI. Encuentro de los Pueblos del Parque Natural de la Sierra de Espadán” que este año se celebra en Villamalur. Durante todo el sábado, 11 de mayo, se pueden conocer productos típicos de la región desde aceite de oliva pasando por quesos, aguas minerales, corcho… y contemplar a artesanos presentando viejos oficios. 

Por otro lado, en Altura se invita a conocer las ruinas de la Cartuja de Vall de Crist, cartuja vall de cristun imponente monasterio fundado como quinta cartuja en territorio español en el año 1385 por iniciativa del Infante Don Martín -más tarde Martín El Humano-, hijo del rey Pedro IV. Si hace pocos meses a iniciativa de la “Asociación Cultural de la Cartuja de Valldecrist” pudimos asistir a una conferencia y la presentación de un libro sobre este importante monumento, el sábado, 11 de mayo, se pueden contemplar los restos del monasterio in situ. Dentro del curso “Patrimonio Cultural del Alto Palancia” cualquier interesado puede acercarse a las 16.00 horas para unirse a la visita guiada. Precio: 2 euros. Más información en el teléfono 677 062 920 (Guía Turismo Cultural Alto Palancia y Sagunto).

Y tampoco hay que olvidar la cita “Segorbe al completo” que este domingo, 12 de mayo, ofrece la posibilidad de conocer historia, cultura y tradición de la capital del ruta de la tapaAlto Palancia visitando todos sus museos. Se empieza a las 11.00 horas, el punto de encuentro es en la Plaza Alto Palancia, justo al lado de la Oficina de Turismo. ¿El precio? Por 10 euros se visita el Centro de Interpretación de la Entrada de Toros y Caballos, las Torres Medievales, el Museo del Aceite, el Museo de la Catedral, el Museo de Arqueología y las Criptas de la Catedral. 

Como probablemente se acabará hambriento, qué mejor ocasión para emprender la “Ruta de la Tapa” que se celebra por tercera vez en Segorbe y cuenta con la participación de 23 bares y restaurantes. Tapa y bebida cuestan 2,50 euros.

 

“Los 9 Miles”

3 May

espadan10_ casa rural shariqua

¡Abstenerse caminantes domingueros! Para el 5 de mayo, el “Club Excursionista Alto Palancia” invita a una ruta sólo apta para senderistas experimentados. Eso sí, promete. Y mucho. Bajo el lema “Los 9 Miles de Espadán” este domingo quieren coronar nueve cimas de la Sierra Espadán que compensan el esfuerzo para alcanzar sus 1.000 metros con miles de impresiones inolvidables.

espadan13_ casa rural shariqua espadan15_ casa rural shariqua espadan9_ casa rural shariqua espadan7_ casa rural shariqua

Quien se atreva a una caminata de unos 21 kilómetros, un recorrido con una duración aproximada de 7 horas y un desnivel acumulado de subida de 1.527 m (!!) vivirá momentos únicos: la Sierra de Espadán a vista de pájaro, impresionantes panorámicas hasta el mar en un lado y las montañas (¿aún nevadas?) de la Sierra de Javalambre en el otro… Pasará por cimas y cordales, abruptas crestas y amigables lomas, verá profundos barrancos y ramblas con un sinfín de fuentes y una vegetación exuberante. Disfrutará de bosques únicos de alcornoques, pinares de pino rodeno, encinas, pino carrasco, castaños, tejos, acebos, arces, madroños… Y con algo de suerte se habrá encontrado con águilas, lagartos, culebras, búhos, zorros, ginetas o una de las 16 especies de murciélagos que viven en la Sierra Espadán. Es que 31.180 hectáreas de parque natural – el segundo más grande del País Valenciano – dan para mucho.

espadan5_ casa rural shariqua casa rural shariqua espadan6_ casa rural shariqua casa rural shariqua casa rural shariqua espadan17_ casa rural shariqua casa rural shariqua espadan21_ casa rural shariqua casa rural shariqua

Y como si flora, fauna, vistas y aromas no fuesen suficiente, la sierra obsequia con sus extraordinarias formaciones geológicas, caracterizadas por sus colores rosados-rojizos de los paisajes silíceos o los blanquecinos de los calcáreos.

Está claro, hay que sacar fuerzas como sea para hacer cumbre en Peña Pastor, Guru, Pico Espadán, Cerro Gordo, Peñas Blancas, Alto del Bovalar Pico Bellota, Puntal de Aljibe y el Pico Batalla.

espadan11_ casa rural shariqua casa rural shariqua

El punto de encuentro y salida es la Plaza de la Constitución de Segorbe. A  las 7:30 horas de ahí se va a Aín para emprender ruta hacia las cimas.

 casa rural shariqua

Lagunas, empastes y “ruejos”

13 Ene

sharíquaEs uno de esos paseos inolvidables para un día soleado, claro y fresquito de invierno. Visitar la Laguna de la Dehesa de Soneja no sólo promete una exuberante naturaleza, impresionantes vistas y la posibilidad de escuchar lo que significa el silencio absoluto. También es un paseo educativo, entretenido y único: Y es que esa preciosa laguna, ubicada a una altura de 440 metros y rodeada de una particular meseta, es la laguna natural más alta de la Comunidad Valenciana, un lugar rodeado de un especial microclima y un bonito bosque mediterráneo con sus alcornoques, imponentes pinos, encinas y carrascas.

sharíqua

sharíqua sharíqua

sharíqua

No extraña pues que ese idílico lugar fuera ya popular en el Paleolítico, habitado por recolectores y cazadores  en busca de presas y disfrutando de una gran variedad de frutos. Las piezas más viejas, testimonio de lo vivido y encontradas ahí, datan de 11.000 años antes de Cristo. No en vano el sitio fue bautizado “La Dehesa”, ya que sirvió durante mucho tiempo como terreno ideal donde los pastores llevaban su ganado a llenarse las panzas.

sharíqua sharíqua

Tanto entonces como hoy, aparte de animales y plantas comestibles, la naturaleza ofrecía muchas cosas que ayudaban en el día a día. Lo cuentan los numerosos carteles explicativos de plantas que acompañan al visitante a su paso por la dehesa19_shariqualaguna y el terreno colindante, llamado Arenal. Se puede leer sobre las cualidades curativas de la zarzaparrilla en caso de gripe o de lo ideal que era la resina del lentisco como empaste dental. Se aprende sobre pinos piñoneros centenarios y madroños del sharíquatamaño de un árbol. Pero la Dehesa de Soneja con su espléndida ubicación entre la Sierra de Espadán y el litoral también es un pequeño paraíso para los animales desde gatos monteses y comadrejas pasando por águilas, zorros, sapos y jabalíes. Ni más ni menos que 6 especies de anfibios, 15 especies de reptiles, 25 de mamíferos, y 91 de aves, 7 de ellas rapaces, están entre los habituales huéspedes.

Así que vale la pena llevarse unos prismáticos- tanto para seguir el vuelo de alguna rapaz como para aún ver más lejos y disfrutar de unas espectaculares vistas hasta el mediterráneo, pasando por la sierra y contemplando el valle del Palancia. Y que no falte la cámara porque dónde si no en la Dehesa se tropieza en medio del monte con gigantescas piedras de molino – perfectamente dibujadas en rocas enormes e incluso ya talladas y listas para su montaje. ¿La razón? En la zona del Arenal hasta bien entrado el siglo XX se explotó una pequeña cantera donde con un esfuerzo inmenso vieron la luz estas piedras conocidas como “ruejos” y empleadas en todas las almazaras del Alto Palancia.

sharíqua sharíqua

sharíquaY no fue la única cantera. Durante el paseo por el Arenal se presenta la segunda laguna de la Dehesa, ésta totalmente desecada después de haber servido como cantera para la extracción de arena. Hoy es como un paseo por la playa con su fina arena blanca, sus pequeños arbustillos y sus pinos. Un paseo acompañado de la sharíquasuave luz de una tarde de invierno, de sombras largas y un aire más que sano. Un paseo que hará regresar a cualquiera para volver a ver la Laguna de la Dehesa cuando esté abrazada por la primavera, luciendo nuevos verdes y viejos encantos.

“La pela del alcornoque”

26 Jun

Es un material igual de escaso como polifacético: Con el corcho se cierran botellas y otros recipientes, sirve como flotador en la pesca, material de cierre y estanqueidad en máquinas o instrumentos de viento, revestimiento de suelo, aislador térmico, plantilla de zapato o tablón de notas. Así que parece un producto bastante cotidiano, sin embargo, cómo crece, cómo se cosecha y cómo se trabaja, para muchos es un gran misterio.

Un misterio que se iluminará el próximo 7 de julio, cuando en la Sierra de Espadán se pueda vivir en directo la “saca de corcho”, ese momento tan especial de pelar los alcornoques y dejarles bastante más fresquitos para el verano. Con hasta cuatro centímetros menos de corcho, después de ese peculiar striptease vegetal los árboles lucen una madera con fascinantes tonalidades rojizas que sólo con los años cambiarán de aspecto e irán oscureciendo.

La “pela del alcornoque” toca tan sólo cada nueve, máximo doce años y siempre en los meses de julio y agosto, cuando es más fácil quitar las planchas de corcho sin dañar al árbol. Aún así es una faena para los más expertos (y ágiles) “corcheros” o “peladores” que, hacha en mano, trepan hasta en varios metros de altura por los árboles. Expertos como los de la empresa familiar colaboradora del evento, “Espadán Corks”, que en su propia página web más que describir su trabajo lanzan un homenaje a la Sierra de Espadán y su característico “Quercus suber“:

“La Sierra de Espadán despierta salpicada de árboles pintados de ocres rojizos, como si algún pintor amante del contraste se hubiera dedicado a la ingente tarea de decorar con un tinte de óxido metálico cada uno de los mejores ejemplares de alcornoque, que surgen sobre las verdes pendientes cubiertas de jaras, brezos, zarzaparrillas, madreselvas,… Pero no son artistas pictóricos los autores de tal asombroso y policrómico paisaje, ésta incomparable estampa es el legado que las gentes de La Sierra de Espadán dejan como patrimonio natural y cultural a todo aquel que sepa percibir las bondades de la compatibilización de los usos tradicionales de los recursos naturales y la simultanea conservación de la naturaleza.”

La “Saca de corcho” es un evento con plazas limitadas y hay que inscribirse. Más información en los teléfonos 964 629 112 o 679 196 294 y vía email: parque_espadan@gva.es.