Tag Archives: fiesta

El “comecalçots”

20 Mar

El “comecalçots” lo tiene claro: Su afición culinaria no resulta ni elegante, ni entrará en un manual para buenos modales en la mesa y, sobre todo, no es para chuparse los dedos. A quien le gusten los calçots, debe estar dispuesto a meter manos a la “brasa”, mancharse sin miramientos y obtener posturas normalmente impensables para poder tragarse el objeto del deseo. Eso sí, dispuesto a todo esto, te espera un manjar diferente que combina los sabores de la cebolleta blanca Allium cepa L. y una suculenta salsa romesco con un ambiente especial, con mucha risa y buen humor.

En Jérica la próxima gran Calçotada – con juegos tradicionales inclusive – está a la vuelta de la semana: El día 24 de marzo la Asociación Gastronómica Cantharellus organiza ese gran manjar “manchamanteles” en el precioso paraje de la fuente de Randurias. La comida popular incluye calçots de entrada, panceta, longanizas, morcilla… de segundo y, cómo no, crema catalana de postre.

Crema catalana porque ahí están los orígenes de esa peculiar manera de asar una cebolla tierna sobre fuego vivo hasta que esté absolutamente chamuscada para acto seguido envolverla en papel de periódico, servirla en una rústica teja e intentar comerla sin ayuda externa alguna: O sea, con las manos y nada más. Cuando se ha conseguido quitar la capa chamuscada, se unta en la salsa romesco y – cuello estirado, ojos bien abiertos y boca en forma de foca – a comérsela.

Ya veis, dejad el sentido de ridículo en casa y apuntaros a la calçotada. Habrá que inscribirse hasta el 21 de marzo en la Caja Rural en el pueblo. Café y licores incluidos, el precio por persona es de 20 euros.

“Momento Brian”

10 Ene

Cuando estos días los curas después de misa abran las puertas de sus iglesias, muchos de ellos vivirán su particular “momento Brian”. Al igual que el protagonista de una de las más famosas comedias del grupo de humoristas Monty Python, tampoco ellos querrán creerse lo que ven. Eso sí, en vez de una muchedumbre debajo de la ventana del supuesto mesías, los curas tienen delante de sí una manada de lo más variopinta: perros y gatos, canarios y cerdos, cabras, hamster, camaleones y puede que también alguna que otra vaca. Un pequeño zoo que probablemente no espera la salvación pero sí un chorro de agua bendita para al menos disfrutar un año más de salud, bastante comida y dueños dóciles.

Se acerca la festividad de San Antón, el gran protector de los animales hoy en día por intercesión de los curas, y los pueblos del Alto Palancia no sólo lo celebran con la tradicional bendición de animales que según el calendario toca el 17 de enero, el día de honor a ese eremita egipcio. También habrá, en los fines de semana anterior y posterior, un montón de actividades desde “torràs” populares, reparto de raciones de cerdo y vino, “sardinada”, bingo popular, carrera de antorchas o vaquillas. En Altura el 14 de enero incluso se celebrará una “Agrolimpiada”, un estreno para el cual el pueblo vecino ha preparado desde carreras de sacos hasta concursos de caballones y lanzamiento de boinas…

Y lo que desde luego tampoco faltará estos días en ninguno de nuestros pueblos son las tradicionales hogueras, momentos para arrimarse al fuego, contarse viejas historias y meditar sobre ancestrales creencias para espantar espíritus malignos, miedos y maldiciones.

Espartano

5 May

No os esperéis ni carne ni derivados de la misma, no los habrá. Al fin y al cabo será la sopa de uno de los santos más estrictos y espartanos jamás conocido. Un santo que a sus discípulos de la Orden de los Mínimos impuso ayunos severos, nada de carne (tampoco para comer) y una vida de alimentación absolutamente vegana.
Estoy hablando de San Francisco de Paula (1436 – 1507), un monje italiano que hizo historia por volcarse por los valores puritanos, andar por el agua o fundar la Orden de los Mínimos, también conocidos como Paulanos (y mucho más tarde por una cerveza alemana de trigo buenísima que lleva su nombre).

Aparte de Alaquàs (Valencia), son los Viverenses de nuestro pueblo vecino que sienten un amor especial a este santo. Tanto que le han dedicado sus fiestas patronales que se celebran estos días en Viver. Uno de los momentos más esperados: El reparto de la Sopa del Santo que, como ya dijimos, lleva de todo – menos carne. Para probarla se ofrecen dos posibilidades: A mediodía delante del convento, el viernes 6 de mayo, o dos días más tarde, el domingo 8 de mayo.
En las dos ocasiones llevará bacalao, arroz, ajos, aceite y pimentón. Nada más.


El programa de fiestas lo encontráis en www.viver.es

Una santa y 1.500 raciones

30 Ene

Su vida fue corta y terminó con un crimen.

Corre el año 250 cuando en la siciliana Catania van a suceder horrores. Una joven acosada por un viejo verde llegará a defender su virginidad hasta la muerte. Le cortan los senos, la ponen sobre cristales y carbón al rojo vivo, la llevan a una cárcel y la tiran en una podrida celda, donde la pobre joven finalmente muere. Así lo recogen los manuales sobre santos y santas, porque Águeda de Catania (225-250) no sólo se convirtió en martir, sino también fue nombrada santa.


Hoy en día su estremecedora historia es conocida por muy pocos. También cuando el día 5 de febrero se celebre su día en Jérica, que la ha elegido patrona del pueblo, no habrá muchos que recuerden su triste final. Que sus penas hayan caído en el olvido, sin embargo, no quiere decir que el día de su santo no se afilen cuchillos… Cuando muy de mañana en Jérica se reúne un grupo de mujeres, ellas sólo tienen una meta en mente: Preparar la olla de Jérica que en honor a Santa Águeda va a servirse a todo el pueblo – y a muchos más.

Los números hablan por si solos: Esa mañana se prepararán 30 kilos de cardo, 30 kilos de berzas y 150 kilos de patatas. Además se echarán a las ollas unos 50 kilos de alubias, otros 50 kilos de arroz, 7 kilos de sal y 55 papeletas de azafrán. Y desde luego, que no falte la carne: Y ahí van 18 kilos de pata de cerdo, 18 kilos de hueso de corbet, 33 kilos de cuello, 12 kilos de rabo de cerdo, 45 caretas del mismo y 16 kilos de morcilla. El resultado: 22 calderas a rebosar.

Es evidente que esta olla no puede salir mal, aunque cualquier cocinero cara a estas cantidades desearía no estar en la piel de las mujeres y hombres responsables de ese manjar…

Mientras en los bajos de la casa de cultura cuecen las ollas gigantes durante horas y horas, pasados pocos minutos del mediodía los primeros jericanos – y los que se han enterado de otros pueblos, turistas y visitantes – empiezan a hacer cola delante de la puerta. Unos con sus propias cazuelas a rellenar, otros esperando a recoger una ración en plato de plástico. La espera no sólo se recompensa con un puchero muy sabroso, sino también con un delicioso jericano, el pastel típico del pueblo que elaboran con tanto mimo Rosa y Ricardo en su pastelería. Lo de ellos es verdadera pasión, al fin y al cabo ¡¡¡son 1.500 pastelitos!!!

Este año la olla se repartirá el domingo, día 6 de febrero, a partir de las 14.30 horas. Pero la fiesta de Santa Águeda aguarda más sorpresas aún, desde procesiones, ofrenda de flores pasando por exposiciones y la famosa “bacalà”, una comida popular de bacalao, nueces y vino en plena calle la medianoche del sábado.

El programa lo tenéis en www.jerica.es

Por cierto, uno vez visitando la página, por qué no echáis un vistazo al apartado “Gastronomía”. Ahí teneis la receta de la olla para 4 personas. Porque tampoco es cuestión de querer hacer a la primera un puchero para 1.500 comensales…

Falta hace

13 Ene

Hogueras, procesiones, baile, carreras de caballos, rollos benditos, carne a la brasa, toros y sobre todo mucha, mucha agua bendita. Hasta el sorteo de un cerdo o como mínimo raciones de otro de la misma especie. Es San Antón y alrededor del 17 de enero casi todos los pueblos del Alto Palancia – y del resto de España, y del resto de Europa, y del … – recuerdan los méritos de ese eremita que nació un día lejano del año 251 en Egipto.

Es el día cuando los curas ven caras que no les suenan para nada, el día de insólitas colas delante de las iglesias y también el día que muchos se acuerdan que tienen animales. Si para recibir la bendición de San Antón, el protector de los animales, antes se arrastraba a cerdos, vacas, burros y demás delante del cura, en la mayoría de los pueblos el panorama ha cambiado drásticamente: Hoy en día desde el hamster hasta el husky, desde el geko hasta el gato se estremecen bajo la bien lanzada ración de agua bendita. Viendo que cada año tan sólo en este país se abandonan más de 100.000 animales domésticos, falta les hace que alguien les eche una mano. Y quién mejor que este santo tan polifacético, patrón de los campesinos y los porqueros, de los animales útiles, pero también de los carniceros…

Caricatura de Wilhelm Busch

Y quién sabe si no nos acordaremos algún día de que San Antón, mucho antes de llegar a la fama como amigo de los animales, fue reclamado y exhortado para curar una temida enfermedad durante el medievo  llamada “Fuego de San Antón”, que en realidad era una intoxicación causada por el así llamado cornezuelo del centeno. Y con lo que nos echan en los campos… puede que falta nos haga alguna mano divina…

Pero esto, desde luego, son pensamientos que se olvidan cuando las hogueras en vísperas del 17 de Enero y durante el fin de semana siguiente “enciendan” Jérica, Caudiel, Navajas, Segorbe, Viver…, cuando los fuegos de San Antón ardan para espantar espíritus malignos, miedos y maldiciones.

Os esperan fiestas con ese sabor auténtico y especial, con el frío necesario para querer arrimarse al fuego, con ese aire de creencias populares y  momentos ancestrales.

Luces, aromas y sabores

1 Dic

Dicen que la Feria de la Purísima de Segorbe se remonta al siglo XIV y hay que admitir que ha ido adecuándose a tiempos más modernos: Atracciones de feria vertiginosas, un mercadillo con unas 400 “paraetas” desde abrigos peruanos pasando por música, libros y zapatos hasta calcetines de todos los colores y cacerolas multifuncionales determinan el ambiente. Pero también hay para los más nostálgicos y para los que buscan sabores y aromas más auténticos.

Camino hacia la Plaza del Agua Limpia se encuentran estands con figuritas de navidad, con dulces típicos de estas fechas, antigüedades o cerámica de la región. En la plaza misma, tradicionalmente se concentran los artesanos del Alto Palancia ofreciendo  bastones y otros artilugios hechos de madera de olivo, aceite de oliva virgen extra de nuestra comarca, quesos artesanos, ricos embutidos, jamones y dulces. Tampoco falta el aroma a castañas al fuego, a turrón y miel.

La feria se celebra del 5 al 8 de diciembre – un buen plan para coger gusto de las fiestas que vienen…

Pastor por un día

1 Nov

Poco a poco y paso por paso, con pausas y picnics, vamos, todo un placer. Esto es lo que les espera a todos aquellos que se animan a convertirse en pastor por un día … o varios. Un viaje al pasado a ritmo de oveja. ¿Cómo y cuándo? Durante la “Trashumancia al Reino. La Aventura Mágica de los Caminos de Lana”, organizada por “Transhumancies Valencianes”.


Con unas 800 ovejas salieron el 27 de octubre de Orihuela del Tremedal en Teruel para revivir lo que en su día era el pan de todos los años para muchos pastores: bajar el ganado después del verano a tierras más cálidas para pasar el invierno cerca de la costa. Esta vez la meta es Petrés, el camino lo marca la Cañada Real entre Teruel y Valencia por la ruta de Barracas. Y es ahí donde llegan el 5 de noviembre para al día siguiente y después de la “Marxa a peu transhumant: Barracas-Caudiel” celebrar en el pueblo vecino, Caudiel, la “1ª Fiesta de la Trashumancia”. Habrá olleta y embutido, música y fotos de la trashumancia, y, sin duda, habrá un ambiente muy especial.

Más información encontraréis en:
http://transhumanciesvalencianes.blogspot.com/

http://marxapeu.net/

http://valencia.slowfood.es