Tag Archives: vistas

Ay Aín

1 Mar

ain-sierra-espadan19_casa-rural-shariqua

Para empezar: Un paseo, lo que se entiende como paseo, no es. En absoluto. Aunque el ayuntamiento de Aín anuncia esta ruta como tal, es una caminata bastante exigente que pone a prueba la forma física, el sentido del equilibrio y la fortaleza de las rodillas. Eso sí: Es un recorrido sumamente bonito no sólo por llevarnos por lugares históricos, sino también por las impresionantes vistas que ofrece de la Sierra Espadán, sus pueblos y la montañosa provincia de Castellón.

Así que costará, pero vale la pena hacerlo: el itinerario SLV-27, el “paseo de la Peña Pastor y el Gurugú que nos llevará entre viñas viejas, pedregales y castaños” (Ayuntamiento). Es un precioso sendero local que según las autoridades de Aín se recorre en 1.30 horas. Queremos pensar que sólo se refieren a la ida, porque nosotros empleamos casi 3. Eso ain-sierra-espadan18_casa-rural-shariquasí, con largas y extendidas pausas para disfrutar de los cambiantes panoramas, con picnic en lo alto del Gurugú -con sus 1.014 metros uno de los imponentes picos de la Sierra de Espadán- y con tiempo para visitar los lugares históricos a lo largo del camino.

La ruta sale del pueblo y se puede hacer en sentido contrario a las agujas del reloj -lo recomendado en el folleto de Aín- o al revés. Nosotros nos decantamos por lo último, ya que así nos ahorrábamos la tremenda subida a la Peña Pastor y al Gurugú desde el Barranco del Picaio. Además, durante el agradable paseo por el Barranco de la Caridad en dirección al Collado de Ibola, nos quedaba la ilusión de que la bajada desde el Gurugú iba a ser algo más benévola…

ain-sierra-espadan_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan1_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan9_casa-rural-shariqua

El paseo 😉 primero nos lleva a un bonito calvario del siglo XVIII con su ermita, sus cipreses y sus imágenes. Es el primer momento para detenerse unos minutos, disfrutar del silencio y las vistas al pueblo. Un lugar con ni siquiera 200 habitantes, casas de cal y toques de azul o turquesa y una ubicación perfecta sobre una pequeña colina a una altura de casi 500 metros, rodeada por varios preciosos picos de la sierra. Es un pueblo con orígenes andalusíes cuyo nombre hace referencia a las múltiples fuentes y manantiales que caracterizan su entorno y que en su día también alimentaron hasta cinco molinos harineros hidráulicos.

ain-sierra-espadan3_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan4_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan5_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan2_casa-rural-shariqua

Caminar alrededor de Aín significa adentrarse en una naturaleza exuberante, pasear entre alcornoques y pinos rodenos, ain-sierra-espadan10_casa-rural-shariquaentre brezo, mirto, lentisco y madreselva. Un profundo verdor alimentado por musgos y líquenes, desprende un perfume a tierra fértil y húmeda. Muchos momentos para respirar profundamente, soltar un “ay” de tanto placer.

ain-sierra-espadan31_casa-rural-shariquaA los pocos minutos se llega al L’Arquet, un pequeño acueducto que alimentaba al molino del mismo nombre y ubicado a su lado. Ya falta poco para alcanzar a una altura de 620 metros a la vieja fortaleza también conocida como Castillo de Benialí. Al igual que el pueblo es de la época medieval andalusí y aunque su estado es de ruina uno puede hacerse una idea de la importancia que tenía. Los restos de la muralla y sus dos torres, las dependencias y aljibes vieron llegar en son de reconquistador al rey Jaume I en el año 1238.

ain-sierra-espadan8_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan6_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan11_casa-rural-shariqua

El sendero sigue en dirección Collado de Ibola, donde enganchamos con el sendero PRV 63.6 hacia el Pico Espadán y el Gurugú. Por una agradable senda ganamos altura y disfrutamos de excelentes vistas casi panorámicas.

ain-sierra-espadan13_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan16_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan20_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan14_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan17_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan15_casa-rural-shariqua

El pico del Gurugú se anuncia con la aparición de trincheras, tristes testimonios de la Guerra Civil, y el progresivo endurecimiento del trayecto. Vale la pena impregnarse de las bonitas impresiones de altura desde esta cumbre antes de emprender la bajada por la Peña Pastor. Entre rocas de rodena y vetustos alcornoques nos espera un descenso a veces bastante complicado que nos hace recordar que el hombre a parte de piernas también posee manos para desplazarse.  

ain-sierra-espadan27_casa-rural-shariqua ain-sierra-espadan29_casa-rural-shariqua  ain-sierra-espadan28_casa-rural-shariqua

Seguro que se oirá algún que otro “ay”, esta vez motivado por algún que otro susto. Ayudándonos de palos, manos y culo llegamos sanos y felices a la carretera que nos lleva de vuelta al pueblo. Lo dicho. Un paseo no era, pero bonito…

ain-sierra-espadan25_casa-rural-shariqua

 

Vistas de invierno

12 Dic

barranco-de-ajuez_casa-rural-shariqua barranco-de-ajuez17_casa-rural-shariqua

Cierto que las temperaturas invernales aún se hacen esperar, no obstante el aire sí que se ha convertido ya en más limpio, más claro y sano. Es el momento de emprender caminatas que prometen vistas panorámicas y bonitos contrastes de colores. Una fantástica opción es la ruta por el barranco de Ajuez en Chóvar que estos días no sólo nos obsequió con vistas kilométricas, sino también con muchas impresiones de tiempos pasados. Tiempos de duros trabajos en plena montaña, luchando contra las inclemencias.

barranco-de-ajuez1_casa-rural-shariqua barranco-de-ajuez3_casa-rural-shariqua barranco-de-ajuez4_casa-rural-shariqua barranco-de-ajuez5_casa-rural-shariqua

La ruta -bien marcada por señales del propio parque natural Sierra Espadán e indicaciones sobre distancias y tiempos- arranca cerca del embalse de Ajuez, construido en el siglo XII por los árabes, ampliado en varias ocasiones, usado como piscina municipal y hoy bastante maltrecho. El PR 138 en dirección a la imponente Nevera de Castro rápidamente nos adentra en el paisaje emblemático de la sierra, un paisaje caracterizado por vetustos alcornoques, helechos y rocas de rodeno. Es naturaleza en colores que van desde todo tipo de tonos rojizos, verdes, amarillos, grises y beige café. Un impresionante cuadro que estos días de invierno parece brillar aún más y compite con el azul intenso del cielo.

barranco-de-ajuez9_casa-rural-shariqua barranco-de-ajuez7_casa-rural-shariqua barranco-de-ajuez10_casa-rural-shariqua barranco-de-ajuez14_casa-rural-shariqua barranco-de-ajuez8_casa-rural-shariqua

barranco-de-ajuez11_casa-rural-shariquaDespués de haber pasado por la famosa Fuente Fresca, todo un símbolo para la tan apreciada agua de Chóvar, nos espera otra curiosidad que nos acerca a la historia del pueblo. Bajando una pequeña senda se encuentran los restos de la mina del “Socavón” que hablan de la barranco-de-ajuez12_casa-rural-shariquaextracción del cinabrio y su posterior fundición en hornos para obtener el mercurio. Una faena despiadada que dio empleo hasta los años 60 del siglo pasado y de la cual hoy en día sólo quedan los restos de raíles, herramientas retiradas y un par de vagonetas. Sin duda un inhóspito lugar que podría contar mucho sobre destinos poco felices.

En busca del sol subimos cómodamente hasta encontrarnos a una altura ya de unos 800 metros con la estrella de esta caminata: la Nevera de Castro, un imponente testigo de los inicios de la industria de la refrigeración. Fue construida en el siglo XVIII como depósito para la nieve y su posterior compactación. Así de apretada y además protegida por gruesos muros y tierra congelada, la nieve convertida en hielo aguantó hasta bien entrado el verano y poco a poco fue transportada hacia la costa o a cualquier otro lugar donde el calor apretaba y se buscaban formas para conservar los alimentos o enfriar las bebidas…

barranco-de-ajuez16_casa-rural-shariquabarranco-de-ajuez19_casa-rural-shariqua

Es una nevera preciosa que después de su restauración en los años noventa del siglo pasado da una perfecta idea de su funcionamiento y de la importancia de ese trabajo.

 

Y no sólo impresiona por su tamaño y las vistas que ofrece de su estructura interior, sino también  por su ubicación.

Difícil encontrar un mejor mirador del Mediterráneo que desde aquí tiña el horizonte de infinito.

barranco-de-ajuez15_casa-rural-shariqua

Falta un pequeño esfuerzo más para subir hacia el vértice geodésico desde donde la panorámica de nuevo es fantástica. El camino de vuelta nos lleva por las antiguas minas del Hemblar e invita a echar un último vistazo al barranco de Ajuez desde la Peña del Castellet. Han trascurrido tres horas, el viaje al pasado ha abarcado varios siglos.

barranco-de-ajuez13_casa-rural-shariqua

 

 

360 grados de hermosura

20 Nov

palancia-amador21_casa-rural-shariqua

Hay cosas que no se pueden rechazar. Un cucurucho de almendras recién tostadas en una feria, “Tatort” el domingo por la palancia-amador1_casa-rural-shariquanoche, pararse ante una puesta de sol de película… O disfrutar de una tarde de otoño en los valles de Bejís.

Así que lo hemos vuelto a hacer. Caminar por esas tierras tan bonitas, sin embargo, esta vez por territorios aún desconocidos: Nuestra caminata de otoño nos ha llevado a las Peñas de Amador, la vecina “pequeña” de la Peñaescabia.

palancia-amador13_casa-rural-shariqua palancia-amador3_casa-rural-shariqua palancia-amador_casa-rural-shariqua palancia-amador14_casa-rural-shariqua

El cómodo camino por el PR275 nos lleva por pistas forestales, siempre acompañados por densos pinares, preciosos ejemplares de carrascas y enebros y una sanísima alfombra de plantas silvestres aromáticas. Siempre observados por unos buitre_casa-rural-shariquaimponentes buitres y águilas. Llegados a la cima de las Peñaspalancia-amador2_casa-rural-shariqua de Amador, a una altura de 1.135 metros y recibidos por la casa-vigilancia de los forestales, las vistas quitan el aliento: 360 grados de hermosura. Enfrente la poderosa Peñaescabia, seguida por las montañas de El Toro y el inmenso altiplano de Barracas con la Peñagolosa al fondo. En la otra dirección se asoman los preciosos picos de la Sierra Espadán, acompañados al otro lado de las montañas de la Sierra Calderona.

palancia-amador5_casa-rural-shariqua palancia-amador6_casa-rural-shariqua palancia-amador7_casa-rural-shariqua palancia-amador12_casa-rural-shariqua palancia-amador9_casa-rural-shariqua palancia-amador_casa-rural-shariqua

¿Se puede pedir más? Pues sí. Las vistas al valle del Río Palancia desde las Peñas son espectaculares. Reducida a tamaño maqueta delante de nosotros vemos la aldea de El Molinar, acomodada entre grandes riscos. El valle estos días lleva uno de sus vestidos más bonitos, colorido y onírico.

palancia-amador11_casa-rural-shariqua palancia-amador10_casa-rural-shariqua palancia-amador17_casa-rural-shariqua

De vuelta, el camino nos lleva por tierras rojizas en dirección hacia el Mirador Collado Royo que nos abre impresionantes vistas al valle y la bonita silueta de Bejís.

palancia-amador16_casa-rural-shariqua palancia-amador4_casa-rural-shariqua palancia-amador19_casa-rural-shariqua palancia-amador24_casa-rural-shariqua palancia-amador26_casa-rural-shariqua palancia-amador18_casa-rural-shariqua palancia-amador22_casa-rural-shariqua

Llegando al Río Palancia y a las primeras casas cerca de los Cloticos no cabe duda en qué mes estamos: El sonido de las máquinas vibradoras, las extensas mantas verdes, el olor a aceite, la musiquita de la radio y, cómo no, los picnics para retomar fuerzas son la inequívoca señal de que estamos en plena temporada de la recogida de la oliva.

palancia-amador28_casa-rural-shariqua

 

Ampliando horizontes

12 Feb

sierracaudiel5_casa rural shariqua

Si te encantan las vistas panorámicas de 360 grados, hay una caminata que no te puedes perder. Es una sierracaudiel_casa rural shariquaruta circular por la Sierra de Caudiel que pasa por muchas fuentes, viejas masías e impresionantes llanuras. Una ruta que arranca en el Collado de Arenillas y que se puede disfrutar gracias a los esfuerzos del Club Excursionista Alto Palancia que la recuperó el año pasado dejándose la piel y muchas gotas de sudor. Sólo pocos meses después uno puede hacerse una idea del trabajo realizado porque ya empiezan a volver a crecer los arbustillos, la maquia y las flores al borde del camino, demostrando una impresionante fuerza y salud.

 sierracaudiel1_casa rural shariqua sierracaudiel16_casa rural shariqua sierracaudiel7_casa rural shariqua sierracaudiel6_casa rural shariqua

Y es que todo el recorrido nos lleva por una naturaleza exuberante caracterizada por carrascas, pino rodeno, romero, sierracaudiel14_casa rural shariquasierracaudiel8_casa rural shariquaquejigos y aliagas, pero también por algún que otro arce, acebo o tejo. Vetustas hiedras convertidas en árboles abrazan a las rocas y frágiles líquenes y musgos pintan preciosos contrastes con la piedra rojiza de la sierra. A lo largo de la “Senda El Vergel”, también conocida como “la ruta de las cinco fuentes”, vale la pena fijarse en la gran variedad de la vegetación, pero uno tampoco se cansa de admirar las impresionantes vistas.

sierracaudiel11_casa rural shariqua sierracaudiel13_casa rural shariqua sierracaudiel12_casa rural shariqua sierracaudiel2_casa rural shariqua

En la lejanía saluda la majestuosa Peñagolosa, mucho más cerca quedan las montañas de la Sierra Espina, la Espadán y la Calderona. Una panorámica completada por el precioso valle de Montán y las bien esculpidas Canteras de Gullirno en la misma Sierra de Caudiel. Después de haber pasado por debajo de esa pequeña cordillera se llega a la llanura del Alto de la Covarada.

sierracaudiel15_casa rural shariqua sierracaudiel19_casa rural shariqua

A partir de ese momento el camino ya casi discurre al mismo nivel, nos lleva por masías abandonadas, campos medio trabajados y poco más tarde se abren las vistas hacía Higueras y Pavías. A través del “Cordal de los Contrabandistas” finalmente se alcanza el punto más alto de la ruta y de la sierra, el famoso “Alto desierracaudiel18_casa rural shariqua la Palomas” con sus 1.156 metros de altura.

Falta poco para completar los 14 kilómetros de esa ruta circular que pasando por el Pórtico de la Ventisca nos lleva al punto de partida. Cinco horas llenando los pulmones de aire puro y abriendo nuevos horizontes.

sierracaudiel20_casa rural shariqua

 

 

Un pico que apasiona

21 Ene

sierra espadan5_casa rural shariqua

Con sus 1.099 metros es el segundo más alto de la zona, ha dado su nombre a todo un parque natural y desde cuatro pueblos en sus alrededores se abren caminos hacía él: Estamos hablando del Pico Espadán, una cima emblemática que obsequia con fantásticas vistas no sólo a las casi 32.000 hectáreas del Parque Natural Sierra Espadán, uno de los parques naturales más grandes de la Comunidad Valenciana, sino también a cimas lejanas y horizontes azules.

sierra espadan10_casa rural shariqua sierra espadan11_casa rural shariqua sierra espadan8_casa rural shariqua sierra espadan13_casa rural shariqua

Llegados a la cima, se ofrece una panorámica inolvidable: Rodeado de sus hermanos mayores y menores, el Pico de la Rápita (1.106 m) el Alto del Pinar (1.101 m), desde el Pico Espadán la vista abarca hasta la costa mediterránea o el pantano de Onda  y deja ver en el horizonte las dos cimas más altas de la provincia de Castellón: el Pico de Santa Bárbara (1.404 m), aún en tierras del Alto Palancia, y la Peñagolosa (1.813 m).

sierra espadan6_casa rural shariqua sierra espadan7_casa rural shariqua

Para llegar a este espléndido mirador, no obstante, al senderista se le exige algún que otro esfuerzo. Hay caminos hacia la cima desde Algimia de Almonacid, Almedíjar, Aín o Alcudia de Veo y la elección no es fácil, ya que todos llevan por el parque natural y ofrecen preciosas vistas y una naturaleza exuberante. Al caminante le esperan monumentales alcornoques, imponentes pinos y un sinfín de otros tipos de árboles y arbustos que se sienten a gusto en esa tierra especial, caracterizada por suelos de rodeno -una piedra que destaca por la alta absorción de agua- y agraciado por suficientes lluvias y un ambiente con un gran nivel de humedad. 

sierra espadan2_casa rural shariqua sierra espadan3_casa rural shariqua

Da igual la ruta escogida, una subida al Pico Espadán durará entre 3 y 6 horas y habrá desniveles alrededor de los 500 m. Un atrevimiento sudorífero, así que no extraña que esa caminata es todo un clásico para los meses de octubre e  invierno. Habrá que ir provisto de agua y un buen bocadillo. Y desde luego, con anteojos y cámara. 

sierra espadan17_casa rural shariqua sierra espadan18_casa rural shariqua sierra espadan19_casa rural shariqua sierra espadan21_casa rural shariqua

Y no sólo se descubre una vegetación variada, tampoco faltan viejos testigos de tiempos pasados: En esta parte de la sierra hay un gran número de neveras que antaño sirvieron para guardar la nieve hasta bien entrada la primavera y así abastecer de hielo durante los días más calurosos. Son edificios de piedra que datan de los siglos XVIII y XIX, en parte bien conservados o restaurados. 

sierra espadan22_casa rural shariqua sierra espadan23_casa rural shariqua


La Bojera – un clásico

29 Oct

montanejos_bojera_casa rural shariqua

Para su primera caminata con agradables temperaturas otoñales, el Club Excursionista Alto Palancia para este viernes, 1 de noviembre, ha elegido todo un clásico: La Bojera en Montanejos. Es una caminata igual de popular que preciosa que lleva por las paredes abruptas del barranco de Maimoma, ofrece vistas hasta la lejana Peñagolosa y adentra al caminante en un paisaje caracterizado por bosques de pinos, arbustos como pistacheros y madroños, por arces y carrascas.

casa rural shariqua casa rural shariqua casa rural shariqua casa rural shariqua

Como colofón una visita a la imponente Cueva Negra y, para los más valientes, un refrescante chapuzón en aguas de 24 grados en los Baños de la Reina. 

casa rural shariqua casa rural shariqua

La salida para la excursión será a las 8.00 horas en Segorbe, a las 8.30 en Caudiel. Para más información dirigirse al teléfono de contacto 630 362 018 o email info.ceap@gmail.com

Aparte de un buen calzado y el imprescindible almuerzo, el club anima a llevar lo siguiente: 

“Propuestas añadidas son:
– Llevar las acuarelas para dibujar los paisajes.
– Llevar las guías de árboles y arbustos para aprenderse de una vez las plantas principales de nuestra tierra. Con o sin prueba de evaluación final.
Lo que no hay que traer es la bolsa con las prisas.”

casa rural shariqua

“Los 9 Miles”

3 May

espadan10_ casa rural shariqua

¡Abstenerse caminantes domingueros! Para el 5 de mayo, el “Club Excursionista Alto Palancia” invita a una ruta sólo apta para senderistas experimentados. Eso sí, promete. Y mucho. Bajo el lema “Los 9 Miles de Espadán” este domingo quieren coronar nueve cimas de la Sierra Espadán que compensan el esfuerzo para alcanzar sus 1.000 metros con miles de impresiones inolvidables.

espadan13_ casa rural shariqua espadan15_ casa rural shariqua espadan9_ casa rural shariqua espadan7_ casa rural shariqua

Quien se atreva a una caminata de unos 21 kilómetros, un recorrido con una duración aproximada de 7 horas y un desnivel acumulado de subida de 1.527 m (!!) vivirá momentos únicos: la Sierra de Espadán a vista de pájaro, impresionantes panorámicas hasta el mar en un lado y las montañas (¿aún nevadas?) de la Sierra de Javalambre en el otro… Pasará por cimas y cordales, abruptas crestas y amigables lomas, verá profundos barrancos y ramblas con un sinfín de fuentes y una vegetación exuberante. Disfrutará de bosques únicos de alcornoques, pinares de pino rodeno, encinas, pino carrasco, castaños, tejos, acebos, arces, madroños… Y con algo de suerte se habrá encontrado con águilas, lagartos, culebras, búhos, zorros, ginetas o una de las 16 especies de murciélagos que viven en la Sierra Espadán. Es que 31.180 hectáreas de parque natural – el segundo más grande del País Valenciano – dan para mucho.

espadan5_ casa rural shariqua casa rural shariqua espadan6_ casa rural shariqua casa rural shariqua casa rural shariqua espadan17_ casa rural shariqua casa rural shariqua espadan21_ casa rural shariqua casa rural shariqua

Y como si flora, fauna, vistas y aromas no fuesen suficiente, la sierra obsequia con sus extraordinarias formaciones geológicas, caracterizadas por sus colores rosados-rojizos de los paisajes silíceos o los blanquecinos de los calcáreos.

Está claro, hay que sacar fuerzas como sea para hacer cumbre en Peña Pastor, Guru, Pico Espadán, Cerro Gordo, Peñas Blancas, Alto del Bovalar Pico Bellota, Puntal de Aljibe y el Pico Batalla.

espadan11_ casa rural shariqua casa rural shariqua

El punto de encuentro y salida es la Plaza de la Constitución de Segorbe. A  las 7:30 horas de ahí se va a Aín para emprender ruta hacia las cimas.

 casa rural shariqua