360 grados de hermosura

20 Nov

palancia-amador21_casa-rural-shariqua

Hay cosas que no se pueden rechazar. Un cucurucho de almendras recién tostadas en una feria, “Tatort” el domingo por la palancia-amador1_casa-rural-shariquanoche, pararse ante una puesta de sol de película… O disfrutar de una tarde de otoño en los valles de Bejís.

Así que lo hemos vuelto a hacer. Caminar por esas tierras tan bonitas, sin embargo, esta vez por territorios aún desconocidos: Nuestra caminata de otoño nos ha llevado a las Peñas de Amador, la vecina “pequeña” de la Peñaescabia.

palancia-amador13_casa-rural-shariqua palancia-amador3_casa-rural-shariqua palancia-amador_casa-rural-shariqua palancia-amador14_casa-rural-shariqua

El cómodo camino por el PR275 nos lleva por pistas forestales, siempre acompañados por densos pinares, preciosos ejemplares de carrascas y enebros y una sanísima alfombra de plantas silvestres aromáticas. Siempre observados por unos buitre_casa-rural-shariquaimponentes buitres y águilas. Llegados a la cima de las Peñaspalancia-amador2_casa-rural-shariqua de Amador, a una altura de 1.135 metros y recibidos por la casa-vigilancia de los forestales, las vistas quitan el aliento: 360 grados de hermosura. Enfrente la poderosa Peñaescabia, seguida por las montañas de El Toro y el inmenso altiplano de Barracas con la Peñagolosa al fondo. En la otra dirección se asoman los preciosos picos de la Sierra Espadán, acompañados al otro lado de las montañas de la Sierra Calderona.

palancia-amador5_casa-rural-shariqua palancia-amador6_casa-rural-shariqua palancia-amador7_casa-rural-shariqua palancia-amador12_casa-rural-shariqua palancia-amador9_casa-rural-shariqua palancia-amador_casa-rural-shariqua

¿Se puede pedir más? Pues sí. Las vistas al valle del Río Palancia desde las Peñas son espectaculares. Reducida a tamaño maqueta delante de nosotros vemos la aldea de El Molinar, acomodada entre grandes riscos. El valle estos días lleva uno de sus vestidos más bonitos, colorido y onírico.

palancia-amador11_casa-rural-shariqua palancia-amador10_casa-rural-shariqua palancia-amador17_casa-rural-shariqua

De vuelta, el camino nos lleva por tierras rojizas en dirección hacia el Mirador Collado Royo que nos abre impresionantes vistas al valle y la bonita silueta de Bejís.

palancia-amador16_casa-rural-shariqua palancia-amador4_casa-rural-shariqua palancia-amador19_casa-rural-shariqua palancia-amador24_casa-rural-shariqua palancia-amador26_casa-rural-shariqua palancia-amador18_casa-rural-shariqua palancia-amador22_casa-rural-shariqua

Llegando al Río Palancia y a las primeras casas cerca de los Cloticos no cabe duda en qué mes estamos: El sonido de las máquinas vibradoras, las extensas mantas verdes, el olor a aceite, la musiquita de la radio y, cómo no, los picnics para retomar fuerzas son la inequívoca señal de que estamos en plena temporada de la recogida de la oliva.

palancia-amador28_casa-rural-shariqua

 

A %d blogueros les gusta esto: